EL CRISTO FALSIFICADO

08.06.2020

"Porque se levantarán falsos Cristos... y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos..." -Mateo 24:24-25. 


:: Descargar el tema en PDF ::


(La versión de la Biblia usada en este estudio es la Reyna Valera, 1960, excepto que se indique lo contrario. Las MAYÚSCULAS, el énfasis en cursivas y las negritas, han sido suplidos por el autor.)

Cristo hizo una predicción en las siguientes declaraciones,

"Porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo; y a muchos engañarán." -Mateo 24:5.

"Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos. Ya os lo he dicho antes." -Mateo 24:24-25.

Pero, lo más peligroso de todo esto es que, si hay un falso Cristo, también habría un falso evangelio.

Pablo advirtió lo siguiente,

"Estoy maravillado de que tan pronto os hayáis alejado del que os llamó por la gracia de Cristo, para seguir un evangelio DIFERENTE. No que haya otro, sino que hay algunos que os perturban y quieren pervertir el EVANGELIO de Cristo." -Gálatas 1:6-7.

Efectivamente, sólo hay un verdadero evangelio y un verdadero Cristo.

Pero, desde el principio, la gran ambición de Lucifer ha sido esta,

"...Seré semejante al Altísimo." -Isaías 14:12-14.

Y, el único semejante al Altísimo, es Cristo, Su Hijo.

Él declaró, "Yo y el Padre uno somos." -Juan 10:30.

El nombre Miguel es otro nombre asociado al Hijo de Dios.

Miguel (Mikha= Semejante; El= Elohim [Dios]; significa: Semejante a Dios.

Pero, la pasión de Satanás ha sido siempre la de exaltarse por encima de Cristo.

Tras los miles de años que han ido transcurriendo, Satanás se ha vuelto más y más sagaz y astuto.

Su plan consiste en hacerse pasar por Cristo.

Su alma demoníaca codicia por sobre cualquier otra cosa el ver a la humanidad inclinada ante él, rindiéndole esa devoción que de otra forma iría dirigida hacia su odiado rival, Jesucristo.

¿Es posible que triunfe en su falsificación de Cristo?

Los seres humanos han hecho grandes suplantaciones de personajes, pero no son más capaces que Satanás.

Es posible que Ud. también haya sido incluido en su viejo plan.

LA ENSEÑANZA DEL FALSO CRISTO Y SU EVANGELIO DIFERENTE.

Pablo habla de algunos que en su tiempo seguían "...un evangelio DIFERENTE. No que haya otro, sino que hay algunos que os perturban y quieren pervertir el EVANGELIO de Cristo." -Gálatas 1:6-7.

Notemos la enseñanza bíblica sobre el falso Cristo y su evangelio diferente.

¿Habrá sido aceptada la falsificación?

Leamos este pasaje,

"Ahora han surgido muchos anticristos; por esto conocemos que es el último tiempo."-1 Juan 2:18

En el idioma original en que fue escrito el Nuevo Testamento (griego), "anticristo" significa "alguien que suplanta a Cristo", o que actúa en su lugar como si fuera Cristo.

Obviamente, nadie puede tomar su lugar, por lo tanto, se trata de falsos Cristos.

En el siglo primero aparecieron algunas personas que sostuvieron que Cristo no había venido con una carne humana real.

Los gnósticos decían que cuando Cristo fue bautizado, Él recibió el "Cristo" (un poder divino), y entonces pasó a llamarse "Jesucristo"; y que al morir se separó su Cristo (divinidad) de la parte humana.

Por tanto, mantenían la idea de que fue un sacrifico humano lo que ocurrió en la cruz.

Ahora bien, ¿cuál es la obra destacable que realiza Satanás?

Notemos,

"Y saldrá a ENGAÑAR a las naciones que están en los cuatro ángulos de la tierra, a Gog y a Magog, a fin de reunirlos para la batalla; el número de los cuales es como la arena del mar...

Y el diablo que los ENGAÑABA fue lanzado en el lago de fuego y azufre, donde estaban la bestia y el falso profeta; y serán atormentados día y noche por los siglos de los siglos." -Apocalipsis 20:8 y 10.

Es obvio que el falso Cristo ENGAÑA a las personas con enseñanzas falsas, mucho tiempo antes de manifestarse visible y personalmente como la imitación del auténtico Cristo.

Observemos, ¿en qué trágico error cayeron los judíos del tiempo de Cristo, sin darse cuenta?

"Jesús entonces les dijo: Si vuestro padre fuese Dios, ciertamente me amaríais; porque yo de Dios he SALIDO, y he venido; pues no he venido de mí mismo, sino que él me envió. ¿Por qué no entendéis mi lenguaje? Porque no podéis escuchar mi palabra. Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer. Él ha sido homicida desde el principio, y no ha PERMANECIDO en la VERDAD, porque no hay VERDAD en él. Cuando habla MENTIRA, de suyo habla; porque es MENTIROSO, y padre de MENTIRA. Y a mí, porque digo la VERDAD, no me creéis. ¿Quién de vosotros me redarguye de pecado? Pues si digo la VERDAD, ¿por qué vosotros no me creéis? El que es de Dios, las palabras de Dios oye; por esto no las oís vosotros, porque no sois de Dios." -Juan 8:42-47.

Los judíos habían estado esperando por siglos la venida del Mesías.

Cuando por fin llegó, lo condenaron a la muerte, debido a que no reconocieron al verdadero Mesías del falso.

El apóstol Pablo exhortó a los creyentes de Corinto a ser cuidadosos, porque Satanás se disfraza, y para el creyente descuidado le sería difícil notar la diferencia entre ambos.

"Y no es maravilla, porque el mismo Satanás se DISFRAZA como ángel de luz."-2 Corintios 11:14.

DIFERENCIANDO EL CRISTO VERDADERO DE LA FALSIFICACIÓN.

¿Cómo diferenciar el disfraz de lo genuino?

El falso Cristo pretende que Jesús murió en la cruz a fin de cambiar los sentimientos del Padre hacia nosotros.

Presenta a Dios como alguien DISTANTE e indiferente al ser humano, y a Cristo lo presenta sufriendo en nuestro lugar a fin de satisfacer un supuesto afán de venganza del Padre.

A diferencia de ese cuadro,

¿Qué dice la Biblia con respecto al verdadero Cristo y a la expiación?

"Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, más tenga vida eterna." -Juan 3:16.

Es decir, ¡Dios nos ama!

Y, a pesar de que odia el pecado, Dios sigue amando al pecador.

Elena G. de White lo describe así,

"Este gran sacrificio no fue hecho para crear amor en el corazón del Padre hacia el hombre, ni para moverle a salvarnos. ¡No! ¡No! 'Porque de tal manera amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito'. Si el Padre nos ama tanto no es a causa de la gran propiciación, sino que él proveyó la propiciación porque nos ama. Cristo fue el medio por el cual el Padre pudo derramar su amor infinito sobre un mundo caído. 'Dios estaba en Cristo, reconciliando consigo mismo al mundo'. Dios sufrió con su Hijo. En la agonía del Getsemaní, en la muerte del Calvario, el corazón del amor infinito pagó el precio de nuestra redención" -Elena G. de White, El Camino a Cristo, págs. 13-14.

¡Así es!

Dios nos ama porque Él ES amor y TIENE amor para con cada uno de nosotros, y lo demostró al enviar a su Unigénito Hijo para morir por nuestros pecados.

"En esto se mostró el amor de Dios para con nosotros, en que Dios envió a su Hijo unigénito al mundo, para que vivamos por él. En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó a nosotros, y envió a su Hijo en propiciación por nuestros pecados." -1 Juan 4:9-10.

Pero, ahí no termina todo.

El falso Cristo también afirma que Él solo es hijo de Dios porque nace aquí en la tierra a través de la virgen María, y niega que fuese hijo allá en el cielo ANTES de nacer en la tierra.

Ahora bien, ¿cómo informa el evangelio acerca del verdadero Cristo y su preexistencia en el cielo ANTES de su encarnación en la tierra?

"Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: ANTES que Abraham fuese, Yo soy." -Juan 8:58.

"Le respondieron los judíos, diciendo: Por buena obra no te apedreamos, sino por la blasfemia; porque tú, siendo hombre, te haces Dios. Jesús les respondió: ¿No está escrito en vuestra ley: ¿Yo dije, dioses sois? Si llamó dioses a aquellos a quienes recibieron la palabra de Dios (y la Escritura no puede ser quebrantada), ¿al que el Padre santificó y envió al mundo, vosotros decís: Tú blasfemas, porque dije: ¿Hijo de Dios soy? -Juan 10:33-36.

"Porque el mismo Padre os ama, ya que vosotros me habéis amado a mí, y habéis creído que yo salí de Dios. Salí del Padre, y he venido al mundo. Otra vez dejo el mundo, y vuelvo al Padre." -Juan 16:27-28; NRV.

En este pasaje Cristo dice que él "salió" de su Padre.

El Trayer's NT Greek Lexicon (Diccionario Léxico-Griego del Nuevo Testamento de Trayer) dice que "salí", en su original del idioma griego, es ejercomai, y quiere decir "salir, de nacimiento".

En pocas palabras, claramente Cristo les estaba hablando de sus orígenes, de su nacimiento en la eternidad pasada, cuando Él nació de su Padre Dios.

Otro pasaje que habla del nacimiento del Hijo de Dios en la eternidad pasada es Miqueas 5:2.

Veamos,

"Pero tú Belén Efrata, pequeña entre los millares de Judá, de ti saldrá el que será Señor en Israel. Sus orígenesson desde el principio, desde los días de la eternidad." -Miqueas 5:2; NRV.

La palabra usada en el idioma hebreo para "salida", es el vocablo motzaá, y significa: "orígenes", "descendiente familiar", "salida".

La Nueva Reina Valera lo ha traducido como "orígenes".

Preguntamos, ¿cómo puede tener Cristo"orígenes", "desde...la eternidad", como lo indica Miqueas 5:2, y no tener un "comienzo" en la eternidad?

Todo lo que tiene orígenes, tiene un inicio o comienzo.

Y esa es la verdadera razón por la que muchos no comprenden el significado de la muerte y sacrificio del Hijo de Dios.

Al ser de la misma sustancia del Padre, en ese sentido, el Hijo es "Dios" por naturaleza, pero con la diferencia de que su Padre no nació, y ÉL (el Padre) es por eso el GRAN misterio de los misterios, sin principio en la eternidad (1ᵃ Timoteo 6:16.)

El Espíritu de la Profecía dice lo siguiente,

"Dios...ha dado a su Hijo Unigénito'- no un hijo por creación, como son los ángeles, no un hijo por adopción, como el pecador perdonado -, sino un Hijo engendrado en la expresa imagen de la persona del Padre..." -Signs of the Times [Señales de los Tiempos], 30 de Mayo, 1895.

"El Padre Eterno, inmutable, que dio a su Hijo unigénito, arrancó de su seno a Aquel quién había sido hecho en la expresa imagen de su persona, y lo envió abajo a la tierra a revelar cuán grandemente él amaba a la humanidad." - Advent Review and Sabbath Herald [Revista Aventista], 9 de Julio de 1895.

"El Hijo de Dios era el segundoen autoridad después del gran Legislador. Él sabía que únicamente su vida podría ser suficiente para rescatar al hombre caído... Era la imagen expresa de su Padre, no sólo en los rasgos externos, sino también en la perfección de su carácter." -Review and Herald, Diciembre 17, 1872; Spirit of Prophecy, Vol. 2, p. 9; Exaltad a Jesús, p. 18.

"Dios es el Padre de Cristo; Cristo es el Hijo de Dios. A Cristo ha sido dada una posición exaltada. Él ha sido hecho igual con el Padre. Todos los consejos de Dios están abiertos para su Hijo" -Testimonios, Vol. 8, p. 268; Joyas de los Testimonios, Vol. 3, págs. 266, 267. (Año 1904.)

"En su encarnación Él ganó en un nuevo sentido el título de Hijo de Dios. Dijo el ángel a María, - 'El poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por lo cual lo santo que nacerá será llamado Hijo de Dios' (Lucas 1:35). Mientras era Hijo de un ser humano, Él se volvió el Hijo de Dios en un nuevo sentido." -Mensajes Selectos, Vol. 1, pp. 265, 266.

EL CRISTO VERDADERO: CREADOR, REDENTOR Y SUSTITUTO.

En la revelación de la Sagrada Escritura, ¿cuántas personas divinas crearon el mundo?

"Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra." -Génesis 1:26.

La Sabiduría dice, "Con Él estaba Yo ordenándolo todo, y era su delicia de día en día, teniendo solaz delante de él en todo tiempo." -Proverbios 8:30.

"Más para los llamados, así judíos como griegos, Cristo poder de Dios, y Sabiduría de Dios." -1 Corintios 1:24.

"En el principio era el Verbo, y el Verbo era con el Dios, y el Verbo era Divino. Este era en el principio con Dios. Todas las cosas por Él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho." -Juan 1:1-3; BVR.

"Porque en Él fueron hechas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por MEDIO de él y para él." -Colosenses 1:16.

Observemos estas declaraciones del Espíritu de la Profecía,

"El Soberano del universo no estaba solo en su obra benéfica. Tuvo un compañero, un colaborador que podía apreciar sus designios, y que podía compartir su regocijo al brindar felicidad a los seres creados. 'En el principio era el Verbo, y el Verbo era Dios. Este era en el principio con Dios.' Cristo, el Verbo, el Unigénito de Dios, era uno solo con el Padre eterno, uno solo en naturaleza, en carácter y en propósitos; era el único ser que podía penetrar en todos los designios y fines de Dios." -Patriarcas y Profetas, p. 11.

"Satanás fue una vez un ángel a quien se honraba en el cielo, el que seguía en orden a Cristo... Pero cuando Dios dijo a su Hijo: 'Hagamos al hombre a nuestra imagen,' Satanás sintió celos de Jesús. Deseó que se le consultase acerca de la formación del hombre, y porque esto no se hizo, se llenó de envidia, celos y odio. Deseó recibir los más altos honores después de Dios, en el cielo. Hasta entonces todo el cielo había estado en orden, armonía y perfecta sumisión al gobierno de Dios. Rebelarse contra su orden y voluntad era el mayor pecado... Satanás, deseoso de exaltarse, no queriendo someterse a la autoridad de Jesús, sembraba insinuaciones contra el gobierno de Dios. Algunos de los ángeles simpatizaban con Satanás en su rebelión, y otros contendían esforzadamente por el honor y la sabiduría de Dios al dar autoridad a su Hijo... Querían escudriñar su insondable sabiduría, y averiguar cuál era su propósito al ensalzar a Jesús y dotarle de tan ilimitado poder y comando. Se rebelaron contra la autoridad del Hijo. Toda la hueste celestial fue convocada para que compareciese ante el Padre a fin de que se decidiese cada ca-so." -Primeros Escritos, págs. 145, 146.

Sin embargo, al falso Cristo se lo representa tomando un tipo de naturaleza humana diferente a la que nosotros poseemos.

De esa forma, el falso Cristo solo nos perdona, pero en el sentido de que nos disculpa, mientras continuamos en nuestros pecados.

Ahora bien, ¿qué tipo de naturaleza humana tomó el verdadero Cristo?

"Muchos engañadores han salido por el mundo, que no confiesan que Jesucristo ha venido en carne. Quien esto hace es el engañador y el anticristo." -2 Juan 7.

"Porque lo que era imposible para la ley, por cuanto era débil por la carne, Dios, enviando a su Hijo en semejanza de carne de pecado y a causa del pecado, condenó al pecado en la carne." -Romanos 8:3.

Cristo, al venir a la tierra, tomó una carne real y verdadera, 100% humana.

¡Y otro punto importante!

Si hubiera existido un pecado al que Cristo no hubiese sido tentado, ¿piensa Ud. que Cristo sería capaz de socorrernos para vencer una tentación en particular?

¡No, jamás!

"Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que fue tentado en TODO según nuestra semejanza, pero SIN pecado. Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para ALCANZAR misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro." -Hebreos 4:15-16.

Como vimos, el apóstol Pablo se refiere al "anticristo" como existiendo ya en su época.

Veamos ahora, aparte del pensamiento gnóstico, otro ejemplo de un "Cristo" que NO toma realmente nuestra carne, oscureciendo así la verdad de la salvación por la fe.

En 1854 el Papa Pío IX proclamó la doctrina de la "Inmaculada Concepción", como un dogma.

Un dogma es aquello que se debe aceptar y creer, aunque no se pueda entender ni explicar.

Notemos la siguiente declaración de una publicación católica del año 1941 al respecto,

"La doctrina católica enseña que la bienaventurada virgen María no sólo fue concebida inmaculada, es decir, sin la menor mancha de pecado original, sino que además estuvo libre de cometer ni un solo pecado en todo el curso de su vida... Ni un soplo de pecado mancilló jamás la pureza de su alma. No sólo no tuvo pecado, original o actual, sino que en cierto sentido era incapaz de pecar, debido a un privilegio especial... Si la Infinita Pureza hubiera escogido cualquier otra puerta de entrada a la humanidad distinta de la pureza humana (la inmaculada naturaleza de María), habría ocasionado una tremenda dificultad, que es la de cómo podía [Cristo] estar libre de pecado, naciendo de una humanidad cargada de pecado. ... Si vino a este mundo en el trigal de la debilidad moral, habría tenido ciertamente alguna paja adherida a las vestiduras de su naturaleza humana." -Fulton Sheen, The Sign (Agosto 1941).

De esa forma, el "Cristo" de la creencia popular oficial católica, nació heredando esa misma carne imaginaria e inventada de la virgen María, una naturaleza humana apartada y DIFERENTE de la nuestra.

Y preguntamos, ¿de dónde tomó la virgen María la carne humana que ella poseyó?

Obviamente, de su madre, quien tuvo a su vez una carne caída igual a la de sus padres que la concibieron.

Según Génesis, todos los seres humanos descendemos del Adán caído.

"Este es el libro de las generaciones de Adán. El día en que creó Dios al hombre, a semejanza de Dios lo hizo. Varón y hembra los creó; y los bendijo, y llamó el nombre de ellos Adán, el día en que fueron creados. Y vivió Adán ciento treinta años, y engendró un hijo a su semejanza, conforme a su imagen, y llamó su nombre Set. Y fueron los días de Adán después que engendró a Set, ochocientos años, y engendró hijos e hijas. Y fueron todos los días que vivió Adán novecientos treinta años; y murió." -Génesis 5:1-5.

La teología católica, infelizmente, no comprende cómo es que el Salvador pudo venir tal como Pablo afirma, "en semejanza de carne de pecado" (Romanos 8:3), sin que haya caído vencido por el pecado.

Esa equivocada idea es el resultado de no comprender la verdad bíblica de la salvación por la fe.

El Cristo verdadero nació de una humanidad cargada de pecado y de 4 mil años de ascendencia adánica y, sin embargo, nunca pecó.

Los seres humanos nacemos sin el Espíritu Santo; en cambio, el Hijo de Dios, aunque nacido en la carne de pecado, nació en santidad, pues nació aquí en la tierra del Espíritu Santo, según Lucas 1:35.

Sin embargo, su cuerpo era igual al que tenemos todos nosotros, pues vino a socorrer a los que estaban en la condición del Adán caído, según el libro de Hebreos.

"Porque ciertamente no socorrió a los ángeles, sino que socorrió a la descendencia de Abraham. Por lo cual debía ser en todo semejante a sus hermanos, para venir a ser misericordioso y fiel sumo sacerdote en lo que a Dios se refiere, para expiar los pecados del pueblo. Pues en cuanto él mismo padeció siendo tentado, es poderoso para socorrer a los que son tentados." -Hebreos 2:16-18.

Cristo anduvo conforme al Espíritu, y ahí radica el secreto para vencer el pecado en la carne,

"Para que la justicia de la ley se cumpliese en nosotros, que no andamos conforme a la carne, sino conforme al Espíritu." -Romanos 8:4.

"Al que no conoció pecado, por nosotros [Dios] lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él." -2 Corintios 5:21.

Esa verdad de la victoria de Cristo, en nuestra naturaleza, es la gloriosa enseñanza del Nuevo Testamento conocida como la "justificación por la fe".

"En el desierto de la tentación, Cristo estuvo en el lugar de Adán para soportar la prueba que éste no había podido resistir. Aquí venció Cristo en lugar del pecador, cuatro mil años después de que Adán dio la espalda a la luz de su hogar. Separada de la presencia de Dios, la familia humana se había apartado cada vez más, en cada generación sucesiva, de la pureza, la sabiduría y los conocimientos originales que Adán poseyera en el Edén. Cristo llevó los pecados y las debilidades de la raza humana tal como existían cuando vino a la tierra para ayudar al hombre. Con las debilidades del hombre caído sobre él, en favor de la raza humana había de soportar las tentaciones de Satanás en todos los puntos en los que pudiera ser atacado el hombre... ¡Qué contraste el del segundo Adán cuando fue al sombrío desierto para hacer frente sin ninguna ayuda a Satanás! Desde la caída, la raza humana había estado disminuyendo en tamaño y en fortaleza física, y hundiéndose más profundamente en la escala de la dignidad moral, hasta el período del advenimiento de Cristo a la tierra. Y a fin de elevar al hombre caído, Cristo debía alcanzarlo donde estaba. Él tomó la naturaleza humana y llevó las debilidades y la degeneración del hombre. El que no conoció pecado, llegó a ser pecado por nosotros. Se humilló a sí mismo hasta las profundidades más hondas del infortunio humano a fin de poder estar calificado para llegar hasta el hombre y elevarlo de la degradación en que el pecado lo había sumergido." -Elena G. de White, Review & Herald, 28 julio 1874.

"Durante toda su vida, su madre y sus hermanos no comprendieron su misión. Ni aun sus discípulos le comprendieron. Había morado en la luz eterna, siendo uno con Dios, pero debía pasar en la soledad su vida terrenal. Como uno de nosotros, debía llevar la carga de nuestra culpabilidad y desgracia. El Ser sin pecado debía sentir la vergüenza del pecado. El amante de la paz debía habitar con la disensión, la verdad debía morar con la mentira, la pureza con la vileza. Todo el pecado, la discordia y la contaminadora concupiscencia de la transgresión torturaban su espíritu." -Maravillosa Gracia de Dios, pág. 163, párr. 3.

CONCLUSIÓN.

Finalmente, el falso Cristo no puede estar aquí en la tierra después que ascendió al cielo, si no que envía a otro Ser en su lugar.

En cambio, ¿qué maravillosa promesa nos asegura el Cristo verdadero y su evangelio?

"Enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén." -Mateo 28:20.

"Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre allí estoy yo en medio de ellos." -Mateo 18:20.

"He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo." -Apocalipsis 3:20.

"El que tiene mis mandamientos, y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ama, será amado por mi Padre, y yo le amaré, y me manifestaré a él." -Juan 14:21.

Veamos las siguientes declaraciones del Espíritu de la Profecía,

"Todos los que amen a Cristo serán amados por el Padre, y Él se les manifestará. En todas sus emergencias y perplejidades tendrán el auxilio de Cristo. Que Cristo se les manifestara y que al mismo tiempo fuera invisible para el mundo, era un misterio para los discípulos. No podían entender las palabras de Cristo en su sentido espiritual. Estaban pensando en una manifestación externa y visible. No podían entender el hecho de que podían gozar de la presencia de Cristo mientras éste fuera invisible para el mundo. No podían entender el significado de una manifestación espiritual." -Elena G. de White, Cada Día con Dios, p. 143.

"No es esencial para usted saber y ser capaz de definir qué es el Espíritu Santo. Cristo nos dice que el Espíritu Santo es el Consolador, y el Consolador ES el Espíritu Santo, 'el Espíritu de verdad, que el Padre mandará en Mi nombre.' Esto se refiere a la omnipresencia del Espíritu de Cristo, llamado el Consolador." -Elena G. de White, Manuscript Releases, Vol. 14, p. 179.

"El Espíritu Santo es el Espíritu de Cristo, que es enviado a todos los hombres para darnos la suficiencia, que a través de Su gracia podemos ser completos en Él." -Elena G. de White, Manuscript Releases, Vol. 14, p. 84.

"El Espíritu Santo es el representante de Cristo, pero despojado de la personalidad humana e independiente de ella. Estorbado por la humanidad, Cristo no podía estar en todo lugar personalmente. Por lo tanto, convenía a sus discípulos que fuese al Padre y enviase el Espíritu como su sucesor en la tierra. Nadie podría entonces tener ventaja por su situación o su contacto personal con Cristo. Por el Espíritu, [el Salvador] sería accesible a todos. En este sentido, estaría más cerca de ellos que si no hubiese ascendido a lo alto." -Elena G. de White, El Deseado de Todas Las Gentes, págs. 622, 623.

"Estorbado por la humanidad Cristo no podía estar en cada lugar personalmente, por lo tanto, para ventaja de ellos Él debía abandonarlos para ir a Su Padre y enviar el Espíritu Santo para ser Su sucesor en la tierra. El Espíritu Santo es Él mismo desvestido de su personalidad humana e independiente de ella. Él se representaría a Sí mismo como presente en todos los lugares por Su Espíritu Santo, como el Omnipresente." -Elena G. de White, Manuscript Releases, vol. 14, p. 23.

"Cristo está PERSONALMENTE en medio de su iglesia por medio de SU Espíritu Santo." - Testimonios Selectos, vol. 1, p. 204.

Nuestro Salvador, el Cristo verdadero, el divino Hijo del Dios Altísimo, desea estar cada día EN nosotros, PERSONALMENTE, en Espíritu, en "otra" forma, como lo ha prometido (Colosenses 1:27).

Y esa puede ser su experiencia hoy, si Ud. le abre su corazón para que Él entre a su vida.

¡Muchas bendiciones!


:: Descargar el tema en PDF ::