EL CONTÍNUO EN DANIEL 12:11

13.04.2020

"Y desde el tiempo que sea quitado el continuo sacrificio hasta la abominación desoladora, habrá mil doscientos noventa días." -Daniel 12:11.


:: Descargar el tema en PDF ::


Para muchos cristianos el tema de "el Continuo" es algo oscuro, nunca escuchado, o al menos, no entendido y de poca relevancia para prestarle atención, tiempo y estudio.

De algo podemos estar seguros, y es que aquellos que ya conocen sobre este tema en el libro de Daniel, han escuchado una posición muy radical, o muchas versiones parecidas, o distante una de la otra.

En el círculo adventista del séptimo día se le teme a estudiar el tema porque la profetisa dijo que llegaría luz sobre el tema, que se acallaran las voces, y que se evitara la división.

También se sabe que entre los pioneros hubo varias posiciones tomadas, y que, por lo tanto, no hay mucho ánimo en muchos adventistas de hoy día acerca de si se estaría en la línea correcta al interpretarse ese tema.

El enfoque del presente estudio sobre Daniel 12 está basado en los apuntes de la hermana norteamericana Marian G. Berry, la cual nació en el año 1922.

Ella fue educadora Adventista del Séptimo Día.

Los apuntes fueron tomados de su libro: "WARNING! In the 1260, 1290, 1335 days timelines of Daniel 12." (¡ADVERTENCIA! En los 1260, 1290 y 1335 días de Daniel 12.)

Al momento de escribir este libro, era jubilada, siendo su último cargo Superintendente Asociada de Educación, en la Conferencia de Iowa, Missouri, Estados Unidos.

Junto con Kenneth Berry, su esposo, también jubilado, sirvieron como misioneros extranjeros en la División Africana Oriental.

Durante varios años la autora se dedicó al estudio del Cantar de los Cantares, de Salomón, y los libros de Daniel y Apocalipsis.

Marian G. Berry falleció en el año 2011.

En este estudio sobre Daniel 12.11 daremos respuesta a las siguientes preguntas:

  • ¿Qué es el "continuo sacrificio"?
  • ¿Qué es el "continuo" "tamiyd?
  • ¿Cuál es el contexto de "continuo"?
  • ¿Qué es el "continuo" continuum?
  • ¿Qué es el "continuo" ciclo continuum?
  • ¿Qué es el cetro "continuo"?
  • ¿Cómo era quitado el "continuo"?
  • ¿Cómo será quitado el "continuo"?
  • ¿Qué era el advenimiento pionero?
  • ¿Qué dijo el profeta acerca de "continuo"?

¿QUÉ ES "EL CONTINUO" DE LOS 1,290 DÍAS DE DANIEL 12:11?

"Y desde el tiempo que sea quitado el continuo sacrificio hasta la abominación desoladora, habrá mil doscientos noventa días." -Daniel 12:11.

Al profeta Daniel le fue dicho:

"Pero tú, Daniel, cierra las palabras y sella el libro hasta el tiempo del fin. Muchos correrán de aquí para allá y la ciencia se aumentará" -Daniel 12:4.

Una de las palabras que debían ser cerradas y no podía ser entendida era "continuo".

Hasta el "...tiempo del fin." de la última generación sería el momento en que Daniel 12 podría ser comprendido, y en esa situación debían ser abiertos los sellos.

Algunas partes de Daniel han sido siempre entendidas. Determinados aspectos de la profecía han sido siempre comprendidos, al menos parcialmente.

La reforma europea reconoció al "cuerno pequeño" de Daniel 7 como la Roma papal, y esto produjo la separación entre Roma y el protestantismo.

En 1798, cuando el Papa fue tomado prisionero, los protestantes reconocieron los 1260 días/años de Daniel 7: 25, comenzando en el 538 y finalizando en 1798.

El gran movimiento adventista abrió más tarde los sellos del libro de Daniel, cuando comenzaron a dar mucha importancia a Daniel 8:14 y la profecía de los 2300 días/años.

Después de 1844, los adventistas contribuyeron a abrir los sellos aún más por la comprensión del Juicio Investigador en Daniel 8 y 9.

Tomando a la historia desde la perspectiva de los 6.000 años transcurridos desde la caída de Adán, era correcto considerar que los primeros adventistas vivieron en el tiempo del fin, encontrando gran luz en el significado de Daniel 7, 8 y 9.

Pero ellos no vivieron en el tiempo perteneciente a la última generación, la que podría tener "en foco" bien definido a Daniel 12 y su "continuo".

"Cuando llegue el momento en que, según la Providencia de Dios, el mundo deba ser probado respecto de la verdad para este tiempo, su Espíritu inducirá a las mentes a escudriñar las Escrituras, aun con ayuno y oración, hasta que descubran eslabón tras eslabón, y los unan en una cadena perfecta. Tuvieron la Biblia como nosotros; pero el tiempo en que debía revelarse la verdad especial relacionada con las escenas finales de la historia de esta tierra había de coincidir con las últimas generaciones que iban a vivir en la tierra." -E. G. de White, Joyas de los Testimonios, Vol. 1, págs. 283 y 284.

El "continuo" debiera relacionarse a un tiempo cerrado con cerrojos en la bóveda de un banco que no sería abierta hasta que llegara el momento que fue establecido.

La profecía es como la historia escrita por adelantado.

El desenvolvimiento o despliegue del pergamino no puede ser atisbado en su interior hasta que esté próximo a ser desplegado.

Únicamente entonces, si Dios lo permite, los intérpretes proféticos abrirán la puerta de la bóveda del banco profético para descubrir el tesoro allí guardado.

El "continuo" ha sido tan seguramente encerrado hasta el fin del tiempo, que los esfuerzos hechos para discernir su contenido han terminado en frustración e incertidumbre.

Grandes hombres de la Palabra han luchado con este enigma por más de 2.000 años.

Por ejemplo:

1. Los judíos creían que "continuo" era el diario ritual del sacrificio, y esto es lo que fue quitado por los paganos que destruyeron el templo e interrumpieron los sacrificios diarios ó continuos.

2. Algunos cristianos creían que "continuo" había sido el ministerio de Cristo aquí en la tierra, que fue quitado por la crucifixión.

3. Más tarde, después de la apostasía del siglo III y IV, algunos cristianos creyeron que "continuo" se refería al verdadero evangelio que había sido quitado por la apostasía.

4. Los reformadores europeos continuaron con la creencia de que "continuo" se refería al sacerdocio y ministerio celestial de Cristo como está presentado en el verdadero evangelio, cuyo conocimiento había sido quitado del pueblo por la Roma papal.

5. Roma papal declaró que "continuo" es la misa diaria y la eucaristía que había sido quitada por los reformadores europeos en la separación protestante de Roma.

6. Los primeros adventistas entendieron que "continuo" es el paganismo de la Roma pagana, cuyo sitial y autoridad fue quitado por la Roma papal. Otros adventistas diferían creyendo que "continuo" se refiere al continuo ministerio que ha sido quitado de las mentes por el reinado papal.

7. Los intérpretes contemporáneos difieren entre sí: algunos creen que "continuo" se refiere al ministerio celestial de Cristo que será quitado por la proximidad del tiempo de prueba. Otros opinan que "continuo" es el perpetuo Sábado, y la libertad de adorar en el verdadero Sábado, quitado por las leyes dominicales. Otros piensan que "continuo" es el pacto Eterno que será quitado por los impíos al cierre del tiempo de prueba.

Es posible encontrar objeciones serias para cada una de las versiones anteriores.

Todas no pueden ser correctas. Muchas podrían ser clasificadas como conjeturas, o en el mejor de los casos, sabiduría humana que habitualmente conduce a confusión y oscuridad.

Con relación a "continuo", es inútil buscar iluminación de la masa de confusión pasada y presente.

Necesitamos aclarar nuestras mentes y comenzar con un estado limpio.

Por lo tanto, es tiempo de poner a un lado todas las ideas preconcebidas, y encarar el "continuo" de Daniel 12: 11 con una mente renovada.

El estudio de este importante tema debe hacerse con un enfoque serio y con sumo cuidado, para observar los principios hermenéuticos siguientes:

1. El lenguaje en el texto original de las Escrituras debe ser consultado conforme al significado primitivo de la raíz gramatical, y no de acuerdo a su sentido secundario o uso atributivo.

2. La admonición y la guía contenida en el Espíritu de Profecía, deben respetarse.

3. Debe seguirse el principio de referencias cruzadas expuesto en Isaías.

4. Debe observarse el significado contextual del capítulo y del libro.

5. El tema de la gran controversia debe tomarse tal como se expone en el libro de Daniel.

6. La interpretación profética es una "ciencia" en que cada concepto está construido sobre otro, y debe razonarse en su transcurso. Ver Isaías 28: 9 al 13: "Porque mandamiento tras mandamiento, mandato sobre mandato, renglón tras renglón, línea sobre línea,..."

7. La conclusión debe ajustarse apropiadamente al sujeto de la profecía en cuestión, relacionada con todos los aspectos de la crisis final y la liberación, en armonía con otras profecías del Apocalipsis.

Si el estudio es correcto, el lector estaría en condiciones de exclamar sin reservas: "¡Está tan claro, es sorprendente que no nos hayamos dado cuenta antes!".

¿QUÉ ES EL "CONTINUO SACRIFICIO"?

En la Biblia, en el libro de Daniel, la palabra "continuo" se encuentra junto con la palabra "sacrificio", de la siguiente manera:

Daniel 8: 11 "...y por él fue quitado el continuo sacrificio,..."

Daniel 8: 12 "...le fue entregado el ejército junto con el continuo sacrificio;..."

Daniel 8: 13 "...visión del continuo sacrificio,..."

Daniel 11: 31 "...y quitarán el continuo sacrificio,..."

Daniel 12: 11 "...sea quitado el continuo sacrificio..."

En la versión King James y otras, la palabra "sacrificio" está en letra cursiva, o sea, así, en letras inclinadas o torcidas: sacrificio.

Esto significa que no estaba en el texto original en que fue escrito el libro.

Esa palabra fue agregada por los traductores.

¿Por qué hicieron esto?

Debido a que la palabra "continuo" no es un sustantivo sino un adjetivo.

Esto genera un dilema: ¡el sujeto está perdido!

Cuando esto ocurre, surge el siguiente interrogante:

¿Qué es el "continuo"?

Los traductores de la Biblia advirtieron la pérdida del sustantivo ó sujeto, y trataron con la mejor de las intenciones y conocimiento, de proveerlo, de manera que insertaron la palabra "sacrificio".

Pareció en alguna forma ser apropiado, especialmente a los judíos que lo habían entendido como refiriéndose a los sacrificios en el templo, y los cristianos lo entendieron como referido al sacrificio o ministerio de Cristo.

A través del Espíritu de Profecía, el Señor reveló al pueblo remanente que la palabra "sacrificio" era incorrecta, y lo hubiera conducido al error, oscuridad y confusión.

Ella escribió así:

"Entonces vi en relación con el 'continuo' (Daniel 8:12) que la palabra 'sacrificio' había sido provista por la sabiduría humana, y no pertenece al texto, y que el Señor dio el sentido correcto a los que proclamaron que había llegado la hora del juicio. Mientras existió la unión, antes de 1844, casi todos aceptaban la opinión correcta acerca del 'continuo'; pero en la confusión reinante desde 1844 se han aceptado otras opiniones, y como consecuencia han entrado tinieblas y confusión." -E. G. de White, Primeros Escritos, págs. 74 y 75.

La primera cosa que el estudiante de la Biblia debería hacer es tomar una lapicera y cruzar con una línea la palabra "sacrificio" en las cinco referencias anteriores en su propia Biblia, y poner esta idea completamente fuera de su mente.

Debemos entender que "continuo" no tiene nada que ver con el ceremonial típico, con el sistema de sacrificios ofrecidos en el santuario terrenal, ni tiene ninguna relación con el sacrificio de Cristo en el Calvario.

Todo argumento que conduzca al sacrificio diario en el santuario o al sacrificio de Cristo, son incorrectos.

Hay quienes suponen que el "continuo" se refiere al rol sacerdotal de Cristo y su ministerio celestial. Alegan que su ministerio es mucho mayor que su sacrificio.

Casi todo el libro de Hebreos es un argumento para probar que el ministerio total de Cristo, como Sumo Sacerdote e Intercesor del nuevo pacto, es válido solamente por virtud de su encarnación y sacrificio en el Calvario.

Pablo explica que todo sacerdote oficiaba con sangre, y que Cristo ha entrado al Cielo y se manifiesta para nosotros con el sacrificio de su propia sangre.

Es imposible separar el ministerio celestial de Cristo de su sacrificio, debido a que es el acto central del proceso de expiación completo.

Por lo tanto, si el Espíritu de Profecía declara claramente que la palabra "sacrificio" no pertenece al texto, y que el concepto de "sacrificio" no debe ser asociado con el "continuo" de Daniel, entonces existe una gran contradicción con la idea de que "continuo" esté referido al ministerio celestial de Cristo.

Probablemente esta línea de razonamiento, entre otras, es la que indujo a los primeros adventistas para que buscaran en otra dirección para hallar el significado de "continuo" en el libro de Daniel.

¿QUÉ ES EL "CONTINUO "TAMIYD"?

Definición: "Continuo", número de la palabra: 8548, en el Diccionario Strong.

"Tamiyd" (se pronuncia tó-mid). De una raíz inusual, significa: EXTENDER; adecuadamente continuidad, como EXTENSIÓN INDEFINIDA, pero utilizada atributivamente como continuo... diario...aún (más) perpetuo."-Strong's Exhaustive Concordance Hebrew and Caldee Dictionary, p. 125.

La palabra "continuo" ha sido traducida del término original, "tamiyd".

Aparentemente, esta raíz está fuera de uso, pero originalmente tenía como significado "extender - una extensión indefinida", un "continuum".

Es absolutamente desafortunado que se haya traducido "continuo" en Daniel, dando al lector la idea de algo que ocurre reiteradamente, vez tras vez.

Es un problema que ha causado que, a través de los años, se haya asociado inmediatamente con el servicio en el santuario; con el ritual diario de la ley ceremonial, y especialmente con el sacrificio continuo y cotidiano ofrecido allí.

Es un completo engaño. La palabra "tamiyd" es una raíz que tiene que ver con un "continuum", extenderse en forma indefinida, como de eternidad a eternidad, en vez de la idea de algo que sucede vez tras vez, como una repetición continua.

Si ahora pudiéramos cambiar nuestro pensamiento de que se trata de algo que ocurre vez tras vez, a la idea de "continuo" como un "continuum" extendiéndose más allá de fronteras ilimitadas, o sin fin, estaríamos en condiciones de encontrar la salida para descubrir la verdadera identidad del concepto del fin del tiempo usado en Daniel 12.

¿CUÁL ES EL CONTEXTO DE "CONTINUO"?

Cuando se pierde el sustantivo, y solamente se dispone del adjetivo calificativo que denota que algo "se extiende en forma indefinida", es necesario ir más allá del estudio lingüístico para examinar el contexto del tema.

El intérprete de las profecías debe examinar:

1. La naturaleza y propósito de todo el libro de Daniel.

2. El tema del capítulo 12 de Daniel.

3. El concepto presentado en el versículo 11 de Daniel 12.

4. El tema principal de la Biblia completa.

Primero, el libro de Daniel debe ser examinado en su totalidad.

Desde el capítulo 1 hasta el 12, trata sobre el crecimiento y la decadencia de las naciones.

Recorre el cetro del poder desde Babilonia a Medo Persia, Grecia, Roma, las naciones de Europa, Roma pagana, Roma papal, y al final el gran reino de roca. Un intérprete profético dijo:

"Daniel escribió la historia del mundo desde el punto de vista de las naciones...trata primariamente con naciones." -S. N. Haskell, La Historia del Vidente de Patmos, página 289 (1905), Nashville, TN.

Otro intérprete profético contemporáneo, en una discusión sobre el libro de Daniel como un quiasma literario, ha afirmado:

"...esta estructura literaria conduce a una acometida teológica. Esta acometida teológica gira alrededor de la pregunta de quién tiene el dominio. Esta es una palabra que aparece frecuentemente en el capítulo 7, y por eso es una clave teológica para la comprensión de la visión. En el capítulo 7, cada uno de los reinos terrenales se eleva y cae, recibe dominio (poder) por un tiempo, y se lo traspasa a su sucesor. Estos sucesivos dominios están descriptos en la primera mitad del quiasma. En la cúspide del quiasma está la escena del Juicio en la corte celestial. Como resultado de la decisión del tribunal celestial, sobreviene la destrucción de todos los poderes terrenales, como se describe en la segunda mitad del quiasma. El patrón o modelo es, entonces, el poder - dominio, que finalmente es quitado. La visión concluye con el dominio, que incluye a todos los dominios, dado en forma eterna al Hijo del Hombre (Versículos 13 - 14)." -W. H. Shea, Symposium on Daniel, de F. B. Holbrook. Washington: Instituto de Investigación Bíblica, 1986; D&H Committee Series, Vol. 2, p. 176-177.

El libro de Daniel, se concentra en la acción que transfiere el cetro del poder de nación a nación, hasta el último capítulo, en que es aferrado por la "abominación desoladora" con el establecimiento de un sistema sin precedentes de poder mundial, de control, y de persecución del pueblo de Dios, hasta su liberación final por la voz de Dios.

Es el concepto que vincula Daniel 12: 11, con Apocalipsis 13.

El establecimiento de la "bestia" en el que "el" sostiene el cetro del poder en el fin de los tiempos, tal como se describe a continuación:

"Vi una de sus cabezas como herida de muerte, pero su herida mortal fue sanada; y se maravilló toda la tierra en pos de la bestia, y adoraron a la bestia diciendo: ¿Quién como la bestia, y quién podrá luchar contra ella? También se le dio boca que hablaba grandes cosas y blasfemias; y se le dio autoridad (el cetro del poder) para actuar cuarenta y dos meses." "Y se le permitió hacer guerra contra los santos y vencerlos. También se le dio autoridad (el cetro del poder) sobre toda tribu, pueblo, lengua y nación." -Apocalipsis 13:3 al 7.

El libro de Daniel se centraliza en el cetro del poder tal como es transferido de nación a nación.

El versículo 11 del capítulo 12, presenta exactamente el mismo asunto. Simplemente dice:

"Y desde el tiempo que sea quitado (de toda tribu, pueblo, lengua y nación y dado al papado) el continuo (cetro del poder) hasta (que se establezca) la abominación desoladora, habrá mil doscientos noventa días." -Daniel 12:11.

El contexto del libro y del versículo son sinónimos.

¿QUÉ ES EL "CONTINUO" - "TAMIYD" - CONTINUUM?

Recordamos al lector que la raíz primitiva u original de "tamiyd" - "continuo" significa: "extender; una extensión indefinida."

El "continuo" - "tamiyd" desde siempre, hasta siempre.

¿Cómo es el contexto de "tamiyd" - "Continuo" con respecto a la totalidad de la Biblia?

En el libro de Daniel, el tema es una transferencia del cetro del poder de nación a nación, hasta que finalmente es restaurado a los santos y Cristo en el nuevo reino de Dios.

También es el tema de la Biblia, con el completo plan de salvación y la idea del Edén restaurado.

El cetro del poder originado en el trono eterno de Dios, fue entregado a Adán cuando se le dio dominio (el cetro) sobre la tierra:

"Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree (tenga poder, tenga el cetro del poder) en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra." -Génesis 1: 26.

Con la caída del hombre, el diablo usurpó este dominio (cetro del poder), y lo tiene tanto como Dios lo permite, en aquellas naciones que busca controlar y por las que él atormenta, acosa e intenta destruir al pueblo de Dios. Inmediatamente después del diluvio en épocas de Noé, Nimrod empuñó el cetro del poder y construyó Babel dentro del reino de Babilonia, con su imitación fraudulenta de adoración al sol.

Daniel vivió en tiempos del imperio de Babilonia, cuando éste se encontraba en su máximo desarrollo.

En consecuencia, el libro de Daniel recorre la trayectoria de este cetro del poder de nación a nación, hasta que al fin del tiempo vuelve nuevamente al trono del reino de Cristo.

Como un gran círculo, la transferencia del cetro del poder es desde siempre y hasta siempre. El cetro del poder es el gran "tamiyd" - "continuo" que se extiende desde la eternidad hasta la eternidad.

Es quitado en el sentido que pasa de una mano a la siguiente.

En ese sentido, el continuo - tamiyd es tan obvio que Daniel subestima nombrarlo. Es el sujeto no sólo del libro de Daniel, sino de toda la Biblia.

El diagrama siguiente ilustra el ciclo del cetro del poder, como el recorrido presentado en las Escrituras, especialmente en Daniel.

Este ciclo expuesto en Daniel, llega a su culminación en Daniel 12: 11.

EL CICLO DEL CETRO DEL PODER:

- Trono de Dios.

- Dominio de Adán.

- Usurpación de Satanás.

- Nimrod - Babel.

- Babilonia.

- Medo-Persia (Ciro, Darío, Artajerjes).

- Grecia (Alejandro Magno).

- Roma (Cesar). 

- Roma Papal (1era. Supremacia Sobre Europa; 538-1798).

- Napoleón 1798.

- Los Diez Reyes.

- Daniel 12:11.

- Trono de Dios, Cristo, sus santos.

¿QUÉ ES EL "CETRO" - "TAMIYD" - "CONTINUO"?

"Tu trono, oh Dios, es eterno y para siempre; Cetro de justicia es el cetro de tu reino." -Salmos 45:6.

El cetro, que es un emblema de autoridad, puede ser visto en la mano de un rey o siendo la batuta de un director de música; o como una vara en la mano de Moisés dividiendo el Mar Rojo y rindiendo al enemigo.

Fue la vara o rama de Aarón, el símbolo de su sacerdocio, con flores pimpollos y almendras.

Esta vara o báculo, a menudo era hecho con la rama o renuevo de un árbol.

En muchas culturas de la antigüedad tal como la babilónica, el concepto de reglar está conectado con rama ó renuevo.

El cetro de poder y autoridad se originó en el Trono de Dios.

Cristo en su trono, en su rol de Sacerdote y Rey, está nombrado como el Renuevo (rama) o el Varón cuyo nombre es el Renuevo.

"...he aquí el varón cuyo nombre es el Renuevo, el cual brotará de sus raíces, y edificará el templo de Yahweh...y se sentará y dominará en su trono, y será un sacerdote sobre su trono..." -Zacarías 6 :12-13; Versión King James.

No solamente en Daniel, sino en la totalidad de la Biblia, los libros relatan la historia de la pérdida de la autoridad, o dominio, o cetro perdido, y su restauración, de una forma u otra.

La gran controversia finaliza con la llegada de Jesús, y cuando los santos de Dios "...sino que serán sacerdotes de Dios y de Cristo, y reinarán con él mil años." Apocalipsis 20: 6.

Todo Daniel es un relato del cetro pasando de nación en nación:

"Después recibirán el reino los santos del Altísimo, y poseerán el reino hasta el siglo, eternamente y para siempre." Daniel 7:18.

"Miraba yo en la visión de la noche, y he aquí con las nubes el cielo venía uno como un hijo de hombre, que vino hasta el Anciano de días, y le hicieron acercarse delante de él. Y le fue dado dominio, gloria y reino, para que todos los pueblos, naciones y lenguas le sirvieran; su dominio es dominio eterno, que nunca pasará, y su reino uno que no será destruido." -Daniel 7:13 y 14.

Daniel, capítulo 11, es una reiteración del nacimiento y caída de reyes desde los días de Daniel hasta el fin de los tiempos.

En este capítulo, cada vez que el cetro del poder es transferido de un rey al siguiente, se asegura que el nuevo rey se pone de pie, es decir que toma el cetro en su mano.

En el capítulo 11, doce veces se utiliza esta frase, comenzando con el versículo 3:

"Se levantará luego un rey valiente, el cual dominará con gran poder y hará su voluntad." -Daniel 11:3.

De acuerdo con la Strong's Exhaustive Concordance, la frase "se levantará" proviene de la palabra hebrea "amad", que deriva de una raíz hebrea en desuso, "MD" que se pronuncia "mid", como "tamiyd".

"Tamiyd" - el continuo de Daniel 12, es simplemente una continuación de la reiteración del crecimiento y caída de los reyes del capítulo 11.

El cetro que es transferido de rey en rey en el capítulo 11, finalmente es "quitado" de los reyes de la tierra en el capítulo 12, y ubicado en las manos del papado para establecer la "abominación que hace desolación" durante 1260 días literales, al fin de los tiempos.

El hebreo "MD" tiene palabras derivadas como "amad, tamiyd", que son similares en sonido a todas las que se refieren a transferir el cetro, empuñarlo o abandonarlo, en el curso de la historia.

(Ver Wigram's Englishman's Hebrew Chaldee Concordance on The Old Testament Numerically Coded to Strong's Exhaustive Concordance 1843, 5th edition, on "MD".)

Esta restauración también es el tema de Apocalipsis 3:21; 5:9 al 14; 11:15 al 17; 19:16; 20:3 al 6; 21:10 al 27 y 22:3.

Es también el concepto básico de toda la Biblia, y el sustantivo perdido de el "continuo" en el libro de Daniel.

Por haber abandonado este sustantivo, asegura que guardará el secreto hasta el tiempo correspondiente a la última generación, para aquel en el que "hay sabiduría, el que tiene entendimiento".

¿CÓMO ES EL "TAMIYD" - "CONTINUO" - "CETRO DE PODER" QUITADO?

Definición tomada de Strong's Exhaustive Concordance Hebrew, Chaldee Dictionary.

7311 "quitado" "RUWM", como se lo utiliza en Daniel 8:11, 12 y 13, significa: exaltar, absorber.

5493 "quitado" "CUWR", como se lo utiliza en Daniel 11 y 12 "soor", significa: dar vuelta, remover, dejar sin hacer, abandonar, dejar apartado.

Existe una diferencia entre la manera como el "continuo" - "cetro del poder" fue quitado por el papado al Imperio Romano", y como será quitado de los reyes de la tierra por el papado para dar inicio a su reinado futuro.

En Daniel 8 la palabra hebrea "RUWM" traducida como "quitado", tiene el sentido de absorción o exaltación; pero en Daniel 12:11 la palabra hebrea "CUWR" que también se traduce como "quitado", es utilizada para significar "dejar apartado".

Los reyes de la tierra "dejarán apartados" sus cetros y los entregarán voluntariamente, deseosamente, al papado en su futuro reinado.

Obsérvese Daniel 8:11

"Aún se engrandeció contra el príncipe de los ejércitos, y por él (el cuerno pequeño del papado) fue quitado el continuo sacrificio (absorbido y exaltado el cetro del poder, desde el Imperio Romano o la Roma pagana), y el lugar de su santuario fue echado por tierra."

En el libro: "God Cares" (A Dios Le Importa), Vol. 1, Maxwell, que es un autor contemporáneo, lo explica de esta forma:

"En occidente la Iglesia se hizo cargo de defender la civilización romana. El emperador abandonó el título (pagano) de Pontífice Máximo (Sumo sacerdote) debido a que cesó la adoración a los dioses romanos. El obispo de Roma tomó esta función sacerdotal, (proceso de absorción) y por eso es que el Papa hoy es nombrado como el pontífice...era el Papa y no el emperador, que se paraba en las puertas de Roma. El Imperio Romano se había convertido en la Iglesia Católica". God Cares, Vol 1, pág. 154 (de Harry A. Dawe, Ancient Greece and Rome, World Cultures in Perspective, Columbus, Ohío. Charles E. Merrill Pub. Co. 1970, pág. 188).

"...cuando Roma, debido a la negligencia y abandono de los emperadores occidentales, fue dejada a merced de las hordas bárbaras, los romanos se volvieron por ayuda y protección a una figura, el papa, y le solicitaron que los gobernara; y así...comenzó la soberanía temporal de los papas. Y mansamente caminando al trono del Cesar, el vicario de Cristo recibió el cetro." -American Catholic Quaterly Review, Abril, 1911.

Maxwell, el autor, reconoce la transferencia del cetro del poder, sitial y autoridad de la Roma Pagana a la Roma Papal, como un continuum, la verdadera esencia y significado del "continuo".

Él escribió:

"El verdadero cumplimiento de la profecía del cuerno pequeño de Daniel 8, únicamente puede ser el Imperio Romano y su sucesor, la Iglesia Romana... en su aspecto similar o semejante a una bestia, la Roma Pagana y Cristiana constituyen un contiuum (una continuidad). El obispo Romano era sucesor del emperador Romano". -C. Merwin Maxwell, God Cares. Boise: Pacific Press Publishing Association, 1981, Vol. 1, pág. 154.

Por supuesto, la sucesión de la Roma pagana a la Roma Papal fue sólo un paso del continuum que aparece abajo:

      Babilonia -Medo -Persia - Grecia - Roma Pagana - Roma Papal - Francia (Napoleón).

Es importante comprender que el Imperio romano fue una unión entre la iglesia y el estado; del poder político y del poder religioso. Su religión fue el culto pagano al sol.

Por eso, cuando el cetro del poder estatal fue entregado, el paganismo era parte de la transacción.

Fue por la absorción del culto pagano y su exaltación que el papado ganó el beneplácito del Imperio Romano, y de esta forma se le entregó el cetro del poder.

Por lo tanto, el "continuo" cetro de poder, el sitio, y la autoridad (en la cultura y religión pagana), fue absorbido y enaltecido por la Roma papal.

Era un solo paquete.

De esta forma, en Daniel 8: 11, la palabra RUWM es utilizada para indicar que el "continuo" cetro de poder fue "quitado", usando una palabra hebrea diferente: CUWR.

En un proceso de diferente clase, el cetro sostenido por muchos "reyes" - gobiernos de la tierra, será voluntariamente puesto a un lado.

Entonces ellos colocarán al rey papal sobre su trono, y el cetro del poder en sus manos.

El cetro es "quitado" de los reyes de la tierra, gobiernos, tribus, lenguas, naciones, y dado a la "abominación que hace desolación" de Daniel 12:11.

Fue dentro de esta estructura de pensamiento, que los pioneros adventistas consideraron a Daniel 8.

Entendieron que el "continuo" era la forma como se presenta la transmisión del cetro de poder, el sitial, y la autoridad de la Roma pagana a la Roma papal.

También comprendieron que el entrelazamiento del paganismo y su adoración solar en la religión de la Roma pagana, subsistiría en la absorción y la exaltación del culto pagano al sol que llevó a la Roma papal a la posición de empuñar el cetro.

Ellos sintetizaron todo esto en una declaración así:

"...el continuo...era paganismo..." -Uriah Smith. Daniel and Revelation, Nashvill, Southern Publishing Association, 1944, pág. 176, 177, 282 y 285.

"Paganismo - "continuo" de Daniel 8:12 fue quitado..." -S.N. Haskell. The Story of Daniel The Prophet. Lancaster, Mass: The Bible Training School, 1908, pág. 112. Facsímile reproduction by Southern Publishing Association, Nashvill, TN, 1977.

Lamentablemente los pioneros no expresaron su conocimiento total de estos conceptos en forma escrita, y la falta de esta información fue causa de perplejidad desde entonces.

Sin embargo, es necesario aclarar este concepto de Daniel 8, para que el "continuo" de Daniel 12 pueda ser correctamente entendido.

Un correcto entendimiento del "continuo" destaca la relación entre Daniel 12 y Apocalipsis 13, sobre los acontecimientos finales.

La siguiente es una paráfrasis de Daniel 12:11 y Apocalipsis 13:2, 3, 7, 10.

DANIEL 12.

"Y desde el tiempo en que el continuo - cetro del poder, sitial y autoridad serán quitados o dejados de lado por los reyes de la tierra, para que el Segundo Reinado Papal pueda comenzar, y que la abominación que hace desolación se establezca o erija, habrá mil doscientos noventa días, después de los cuales el papado será destruido".

APOCALIPSIS 13.

"Y el dragón - Satanás, le entregó al papado el continuo - cetro del poder, y su sitial, y gran autoridad...y toda la tierra se maravilló en pos de la bestia. y autoridad (el cetro de poder) le fue dada sobre toda tribu, lengua, pueblo y nación,...y se le permitirá hacer guerra a los santos para desolarlos...el que mata a espada, será muerto a espada"

DANIEL 8:9-14.

Daniel 8:9 al 14, ha sido difícil de ser comprendido para la mayoría de los lectores.

Si se da un correcto sentido al significado de "el continuo" como cetro de poder, sitio y autoridad, entonces es posible que este pasaje tenga sentido.

Hasta tanto que la expresión "sea quitado" sea tomada en ambos sentidos, no podrá ser aplicada correctamente.

Tomémonos la libertad de parafrasear Daniel 8: 9 al 14 en el lenguaje de todos los días:

Daniel 8:9: "Y de uno de ellos salió un cuerno pequeño - Roma papal.

Él se volvió muy grande, ampliándose en todas direcciones".

Daniel 8:10. "Él (Roma papal) se volvió tan grande que oprimió y persiguió al verdadero pueblo de Dios. Él ejecutó una multitud (millones) de ellos, aún a los grandes de la fe. Él marchó contra ellos en una persecución que pretendió destruirlos absolutamente".

Daniel 8:11. "El papado establecido para exaltar al papa, se engrandeció a si mismo aún al extremo de usurpar el papel y oficio del Príncipe - Cristo mismo. (El papa es llamado con los títulos Señor Dios, el papa; El Santo Padre; Príncipe de la Paz; Vicario de Cristo; Sumo Sacerdote, y Pontífice Máximo.) Por el papado, el continuo - cetro del poder, sitial y autoridad, fue quitado de la Roma pagana por el proceso de absorción y enaltecimiento del culto al sol. El lugar ocupado por el Santuario de Cristo, la Iglesia Cristiana, sobre la tierra, fue derribado".

Daniel 8:12. "Una multitud de millones del pueblo de Dios fueron entregados a la persecución en las manos del papado. Esto fue posible debido a que el papado estaba lleno de transgresión, y de pecados; y porque detentaba el cetro, el continuo en su mano, dándole poder de Estado para realizar la persecución".

Daniel 8:13. "Entonces oí a un santo hablando, y otro que decía al que habló: ¿Cuánto durará la visión del continuo - cetro del poder residiendo en las manos del papado que asola y destruye al pueblo de Dios? ¿Cuánto durará la persecución de esta multitud del pueblo de Dios? ¿Cuánto tiempo se registrará esta terrible persecución en los libros del Cielo? El Cielo es profanado por el registro de tales atrocidades. ¿Cuándo será limpiado el santuario celestial de todos estos registros del mal?"

Daniel 8:14. "Será por mil doscientas tardes y mañanas, hasta que en el Santuario comience el Juicio Investigador. Todas estas atrocidades serán llevadas al juicio. Los registros de estos pecados serán borrados y por lo tanto será limpiado de esta profanación".

¿QUÉ ERAN LOS PIONEROS ADVENTISTAS?

Los pioneros adventistas eran intérpretes proféticos extremadamente hábiles y experimentados dentro de la escuela historicista de la interpretación profética.

Entendieron Daniel 7 al 9 en su escenografía histórica de imperios que se levantaban y caían.

Colocaron a un lado siglos de especulaciones con respecto al significado de "continuo". Siguiendo el estudio por las referencias cruzadas y el contexto histórico, vieron la relación entre Daniel y Apocalipsis.

Llegaron al entendimiento de que el "continuo" estaba vinculado a la transferencia del poder, sitial y autoridad.

Con estos estudios identificaron la Roma papal con la "bestia" del mensaje del tercer ángel, y comenzaron a proclamar la advertencia de Apocalipsis 14.

No poseemos hoy día los registros de sus muchos estudios y disertaciones, que llevaron esta comprensión del "continuo" al primer plano presentado por los pioneros S. N. Haskell y Uriah Smith.

Quizás, en la providencia de Dios, no dejaron establecida su exposición racional en la forma como se la presenta en este libro.

Su conclusión final sobre el "continuo" fue correcta en el sentido de que esta aplicación involucra la transmisión del poder de la Roma pagana, a la Roma papal.

Desgraciadamente Uriah Smith y S.N. Haskell no distinguían, por lo menos a nuestro criterio, la diferencia entre paganismo y el cetro del poder en manos de los que lo sostenían, los gobiernos constituidos.

No explicaron la diferencia entre el cetro del poder y la mano que lo sostiene.

La siguiente oración revela esa falta de claridad:

"...el continuo...era paganismo..." -Uriah Smith, Daniel and Revelation; Nashvill, Southern Publishing Association, 1944, pág. 176, 177, 282 y 285.

"Paganismo - "continuo" de Daniel 8: 12 fue quitado..." -S.N. Haskell. The Story of Daniel The Prophet. Lancaster, Mass: The Bible Training School, 1908, pág. 112. Facsímile reproduction by Southern Publishing Association, Nashvill, TN, 1977.

Sin embargo, es evidente en sí mismo que estos pioneros comprendieron el concepto básico, como puede verse en la explicación que escribió S.N. Haskell:

"La transferencia del paganismo (Imperio Romano) al papado, está representando una transferencia de poder.... Apocalipsis 13:7" -Ibid. 129.

Esta separación entre el cetro y el paganismo de Roma que lo empuña, es la respuesta a las muchas objeciones que se han hecho, puesto que el paganismo nunca ha sido quitado.

Ellos razonaban diciendo que, si el "continuo" era el paganismo, de acuerdo con Daniel 8:11, como el continuo fue quitado, el mundo debería estar libre de él al mismo tiempo.

Sin embargo, es evidente que hoy este paganismo se encuentra mucho más entre nosotros, y que el conflicto final será con relación a la "marca de la bestia", que es un falso día de reposo, directamente derivado del paganismo.

Por lo tanto, es importante esta aclaración entre el "continuo" - cetro y la Roma pagana que lo sostiene, porque es lo que elimina este malentendido.

Estemos alertas contra una actitud de duda hacia los pioneros adventistas que construyeron el estrado de la doctrina y de la comprensión profética sobre los que hemos descansado por más de un siglo.

Aquellos que tienen esta actitud, deberían acudir a la escuela historicista de la interpretación profética, para nuevos horizontes.

Las Escrituras describen a los pioneros adventistas tal como se parafrasea a continuación:

"Como valientes correrán, como hombres de guerra subirán el muro; cada cual marchará por su camino, y no torcerá su rumbo. Ninguno estrechará (agredirá) a su compañero, cada uno irá por su carrera; y aun cayendo sobre la espada (la Palabra) no se herirán." -Joel 2:7 al 10.

"... De los fuertes de Israel. Todos ellos tienen espadas, diestros en la guerra; cada uno su espada sobre su muslo, por los temores de la noche". -Cantares 3:7 y 8.

Los pioneros adventistas fueron grandes hombres que tuvieron la comprensión necesaria para interpretar Daniel 7, 8 y 9, de acuerdo con su tiempo.

Vivieron hace casi dos siglos como "prisioneros de la historia".

No se adelantaron más allá de lo que podían hacerlo en su tiempo.

No se puede pretender que improvisaran una interpretación de Daniel 12, ni que la comprendieran.

Esto estaba reservado para nuestros días.

Los pioneros adventistas, como muchos intérpretes antes que ellos, trataron de interpretar Daniel12.

Ellos trataron de aplicar la profecía a los hechos que caracterizaban su propio tiempo, pero estas ideas permanecieron inactivas, utilizadas a veces por los pastores o evangelistas.

Por lo tanto, Daniel 12 parecía ser una alharaca superflua agregada a lo que ya sabían.

Sus esfuerzos por comprender Daniel 12 estaban fuera de tiempo, porque no era de cumplimiento primario.

Entendemos que el tratamiento que le dieron a Daniel 12, corresponde a una segunda aplicación que les era útil a ellos en su tiempo.

Hoy día, la última generación busca una aplicación primaria para el tiempo del fin.

Nuestra interpretación de Daniel 12 debe ser consistente con la realizada por los pioneros en la interpretación básica del "continuo", pero aplicable a los eventos finales y la gran crisis.

¿QUÉ DIJO ELENA G. DE WHITE ACERCA DEL "CONTINUO"?

Muy poco.

Elena G. de White era una profetiza, no un intérprete profético.

No buscó extender su ministerio en los temas en los que Dios había dado la responsabilidad a su pueblo de "escudriñar las Escrituras" por si mismos, para encontrar la luz y la verdad presente para cada edad.

En los casos que había contienda o alguna dificultad que hubiese debilitado a la iglesia, dio una mínima cantidad de información para prevenir desastres.

Su comentario sobre el "continuo" es el siguiente:

"Entonces vi en relación con el 'continuo' (Daniel 8:12) que la palabra 'sacrificio' había sido provista por la sabiduría humana, y no pertenece al texto, y que el Señor dio el sentido correcto a los que proclamaron que había llegado la hora del juicio. Mientras existió la unión, antes de 1844, casi todos aceptaban la opinión correcta acerca del 'continuo'; pero en la confusión reinante desde 1844 se han aceptado otras opiniones, y como consecuencia han entrado tinieblas y confusión." -E. G. de White, Primeros Escritos, págs. 74 y 75.

En The Prophetic Faith of Our Fathers Vol. 4 de E. Froom, da la interpretación de los principales líderes milleristas, y se puede apreciar que la opinión general era que el "continuo" representaba al paganismo romano.

Sobre la base de este concepto, el "continuo" se interpretaba como el traspaso del poder de Roma pagana a la papal.

Aparentemente después de 1844, otros criterios llevaron a "oscuridad y confusión", y aun se mantuvieron hasta nuestros días.

Es importante también, que el concepto del "continuo" fue apartado de toda discusión en el Pueblo de Dios después de 1844, por lo que Daniel 12 no podía ser entendido antes de su debido momento.

En la siguiente cita, se puede advertir que este asunto no podía ser aclarado sino en el tiempo para el que el mensaje fue escrito:

"Tengo palabras que presentar a mis hermanos de los cuatro puntos cardinales. Pido que mis escritos no sean usados para definir cuestiones sobre las cuales ahora hay mucha controversia. Ruego a los pastores H, I, J y otros de nuestros hermanos dirigentes que no hagan referencia a mis escritos para sostener sus puntos de vista sobre 'el continuo'. No puedo consentir que ninguno de mis escritos sea tomado para definir este asunto. El verdadero significado de "el continuo" no ha de convertirse en una piedra de toque. Ahora pido que mis hermanos del ministerio no usen mis escritos en sus argumentos en cuanto a esta cuestión (el continuo), pues no he recibido instrucción sobre este punto en discusión y no veo necesidad de la controversia. El silencio es elocuencia acerca de este asunto en las condiciones actuales." -E. G. White, Manuscrito 11, 1910, Mensajes Selectos, Vol. 1, pág. 193.

Nuevamente el factor tiempo está enfatizado en la siguiente cita, con relación al entendimiento de el "continuo":

"Hay muchos temas de los que podemos hablar: verdades sagradas y capitales, bellas en su sencillez. Podéis espaciaros en ellas con intenso fervor. Pero no se trate en este tiempo 'el continuo' u otro tema que despierte controversia entre los hermanos, porque esto demoraría y obstruiría la obra en la que el Señor quiere que precisamente ahora se concentren las mentes de nuestros hermanos.

Mientras exista la actual diferencia de opiniones acerca de este tema, no se lo haga prominente. Cese toda contención. En un tiempo como este, el silencio es elocuencia." E. G. White, Carta 62, 1910, Mensajes Selectos, Tomo 1, págs. 197 y 198.

El año 1910 no era el tiempo para buscar el entendimiento sobre el "continuo", pero hoy es pertinente por la amenazante crisis.

Si los hermanos de aquella época, hubiesen entendido el sentido completo de el "continuo", y lo hubiesen utilizado con relación a Daniel 12:11, se habría producido excitación y expectación casi 80 años antes de lo debido.

El significado del "continuo" ha estado bajo llave en el transcurso del tiempo, y el hecho de que está siendo descubierto con relación a Daniel 12, es un signo seguro de que estamos llegando a la crisis final dentro de un futuro cercano.

¿Qué dijo la profetiza? Muy poco. Lo que aconsejó fue apartar este asunto hasta que llegara el momento en que los "entendidos comprenderán", como los describe Daniel.

Ellos podrán entender que "sacrificio" y todos los conceptos relacionados con este término, incluidos los referidos al ministerio de Cristo, no pertenecen al texto del "continuo".

También sabrán que los conceptos relativos a "sacrificio" provienen de la sabiduría humana, y conducen a oscuridad y confusión.

¿CUÁL ES LA IMPORTANCIA DEL "CONTINUO"?

¿Qué diferencia existe entre las formas de interpretar el "continuo"?

Mucha.

Consideremos lo siguiente:

  • El "continuo" es una piedra fundamental en el mensaje de advertencia del tercer ángel, que será dado con poder, en el fuerte clamor.

Cuando es correctamente interpretado en Daniel 8, "el continuo" explica cómo el "cuerno pequeño", el papado, adquiere el cetro del poder. Una interpretación correcta de "el continuo" otorga a sus intérpretes contemporáneos una posición consistente con los pioneros adventistas que echaron las bases teológicas e históricas de la iglesia de hoy.

  • El "continuo" requiere una definición consistente, con precisión hermenéutica. Existe quienes creen que "continuo" se refiere al ministerio de Cristo. Ellos están en conocimiento del hecho que el espíritu de profecía ha advertido que palabra "sacrificio" no pertenece al texto, y explica que el ministerio de Cristo es más extenso que el concepto de sacrificio.

Los que mantienen esta posición, creen que cuando el "continuo" es "quitado" en Daniel 12:11, se está haciendo referencia al cierre del tiempo de prueba y del juicio investigador.

Esta interpretación de el "continuo", plantea los siguientes problemas:

  • Si bien es cierto que el cierre del tiempo de prueba implica un final al rol de Cristo como receptor del pecado, y no intercede más mediante su sacrificio de sangre como expiación por el pecado, es decir que deja a su pueblo sin un mediador para el pecado; su ministerio (que es mucho más que sacrificio) continúa a favor de sus santos. Así como cuando guiaba a Israel en el desierto, Él proveerá a los 144.000 con alimentos y agua, y los protegerá a todos durante las últimas siete postreras plagas de sus enemigos.
  • Su ministerio sacrificial y de expiación cesa al cierre del tiempo de prueba, y del Juicio Investigador. Pero su ministerio en sentido general, que incluye más que sacrificio, no termina nunca. Es obvio entonces que, para los que creen que "continuo" tiene como verdadera interpretación el ministerio de Cristo, considerándolo en el sentido general de que es mayor que su sacrificio, debieran entender que es "quitado" al cierre del tiempo de prueba, lo cual no es posible.
  • En resumen, si el "continuo" es identificado como "el sacrificio de la sangre expiatoria por los pecadores que prosigue en el Juicio Investigador" y finaliza con el cierre del tiempo de prueba, viola la advertencia dada por E. G. de White con relación al concepto de "sacrificio" en el sentido de que esta interpretación conduce a confusión y oscuridad. Y si el "continuo" es interpretado como el ministerio de Cristo en su sentido amplio de ser "mucho más que sacrificio", y por lo tanto nunca es "quitado" del pueblo de Dios, tampoco se puede aplicar al "continuo" "quitado" de Daniel 12: 11. Ambas interpretaciones son contradictorias entre si.
  • El "continuo" debe ser definido con precisión hermenéutica y lingüística.

Interpretar "continuo" como refiriéndose al ministerio de Cristo, es hacerlo por uso atributivo, y no como derivado de la raíz hebrea de la palabra. Al aplicar el uso atributivo, el estudiante bíblico es orientado al sistema levítico de los sacrificios y rituales diarios. Este camino lleva a la mente a alejarse de:

  • El tema de todo el libro de Daniel, que es el crecimiento y la caída de las naciones hasta el Edén restaurado, volviendo el cetro al trono de Cristo y de sus santos.
  • La advertencia sobre la persecución venidera proveniente del establecimiento de la segunda supremacía papal, así como el cumplimiento de Apocalipsis 13.
  • El "continuo" visto de acuerdo con la naturaleza y el propósito de la profecía.

Siendo que la profecía es la historia escrita en forma adelantada, trata principalmente con acontecimientos de la historia pasada, presente y futura, que ocurren en la tierra. Si están para el beneficio del pueblo de Dios, las profecías deben destacar hitos que interesan y afectan a dicho pueblo.

Por ejemplo, el comienzo del Juicio Investigador en el año 1844, estuvo señalado por eventos que los hombres podían observar en la tierra.

De igual forma, el "continuo" "quitado" de Daniel 12:11, podrá ser observado aquí en la tierra. Si el "continuo" es una transferencia del cetro de poder de los reyes de la tierra a la Roma papal para configurar la segunda supremacía papal, será un hecho histórico que todos los seres humanos podrán reconocer. También constituirá un cumplimiento visible en relación a la profecía de Apocalipsis 13 y 14.

El cierre del tiempo de prueba es un hecho del que la inspiración nos ha dicho que no conoceremos, o no reconoceremos, el momento del cierre del tiempo de la prueba. Sucederá en el cielo y los hombres en la tierra no podrán utilizarlo como una señal de los acontecimientos como se destacan en Daniel 12.

  • El "continuo" preservado en secuencia lógica.

La profecía de Daniel 12:11, especifica primero que el "continuo" es "quitado", y entonces se establece la "abominación que produce desolación" o la segunda supremacía papal. En esto existe una secuencia de acontecimientos que debe mantenerse.

Es reconocido habitualmente que el papado no puede forzar la imposición de su marca o su número, hasta que tenga en sus manos el cetro de poder, el sitial y la autoridad. El "continuo" o cetro, debe ser tomado de los reyes de la tierra y ubicado en las manos del papa de Roma, antes de que pueda "desolar" o perseguir al pueblo de Dios. Esta es la secuencia mencionada más arriba.

El establecimiento de la supremacía papal de Daniel 12:11, permite la implantación de la marca de la bestia en su máxima fuerza. Esto representa para todos los hombres el "gran test" o "prueba final" en la que su destino eterno será decidido. Sus propias decisiones harán que reciban la "marca de la bestia" o "el sello de Dios". Esto debe suceder antes del cierre del período de prueba.

Presumir que el ministerio de Cristo es quitado antes de que la "abominación que hace desolación" esté establecida, es como atar los caballos al carro. Dado que el momento del cierre del tiempo de prueba para la iglesia y el mundo no puede ser identificado, no habrá un evento en la tierra y no tendría significación profética, puesto que la profecía tiene que ver con hechos bien destacados de comienzo y fin, para la iluminación del pueblo de Dios.

En conclusión, el "continuo" por definición no alejará las mentes del tema de la Biblia y del libro de Daniel, que es la gran controversia y el rol del papado en los acontecimientos finales, ni alterará la secuencia de los acontecimientos del tiempo del fin.

CONCLUSIÓN.

¿Qué es el "continuo" de los 1,290 días de Daniel 12:11?

  • El "continuo" es una palabra que fue silenciada y sellada hasta el fin.
  • El "continuo" puede ser entendido correctamente por medio de los principios hermenéuticos.
  • La palabra "sacrificio" no pertenece al texto del "continuo".
  • El concepto de "sacrificio" conduce a oscuridad y confusión.
  • El término "continuo" proviene de la raíz hebrea "tamiyd".
  • El "continuo" - "tamiyd" en su raíz original significa "extenderse en una extensión indefinida".
  • El "continuo" es el cetro de poder, posición y autoridad.
  • El "continuo" cetro de poder, posición y autoridad, y de extensión indefinida, se originó en el trono de Dios; se lo dio a Adán; fue usurpado por Satanás; luego fue empuñado por las naciones una tras otra; hasta su retorno al trono de Dios y los santos de su reino.
  • El "continuo" - "tamiyd", cetro de poder, se sucede en una extensión indeterminada de tiempo, porque el cetro es desde siempre hasta siempre.
  • Es "quitado" solamente en el sentido en que es tomado por una nación y entregado a la siguiente.
  • El "continuo" "quitado" relata cómo una serie de naciones toman "el cetro de poder, sitial y autoridad"; cómo les es "quitado" y dado de una a otra.
  • El "continuo" cetro fue "quitado" (RUWN) del Imperio Romano, y entregado a la Roma papal a través del proceso de absorción y exaltación del paganismo. (Ver Daniel 8: 9 al 11.)
  • El "continuo", cetro de poder, será "quitado" (CUWR) de los reyes de la tierra, que voluntariamente lo colocarán a un lado y lo entregarán en la mano de la Roma papal en el futuro. (Ver Daniel 12: 11.)
  • Daniel 12:11 puede ser parafraseado así: "Y desde el momento que el continuo, cetro de poder, sitial y autoridad, sea quitado o dejado de lado por los reyes de la tierra, y colocado en las manos del papado para que la abominación que hace desolación (segunda supremacía papal) pueda ser establecida sobre toda tribu, lengua, pueblo y nación, habrá mil doscientos noventa días literales hasta que este reinado se termine".
  • Daniel 8: 9 al 13 también necesita ser parafraseado en idioma cotidiano.
  • Los pioneros adventistas desecharon todo concepto relacionado con "sacrificio", en la interpretación de los 2,300 años, con un análisis del "continuo" estableciendo una aplicación historicista a la Roma pagana y a la papal.
  • Los pioneros adventistas entendieron que el "continuo" se refería a la transmisión del cetro de poder, sitial, y autoridad de la Roma pagana, a la Roma papal.
  • Los pioneros adventistas no explicaron su razonamiento en forma clara y escrita, para que nos llegue a nosotros.

Tampoco percibieron la diferencia entre el cetro y la mano que lo empuña.

  • Los pioneros adventistas estaban unidos en su interpretación del "continuo" antes de 1844.
  • E. G. de White explicó que la interpretación del "continuo" antes de 1844 fue relacionada con la caída de la Roma papal en 1798, e identificado con la Roma papal de Daniel 7, 8 y 9.

El significado de el "continuo" no podía ser interpretado hace un siglo. En aquel entonces era de interpretación futura.

  • El significado y el estudio de el "continuo" es de gran importancia para la última generación, y el estudio de Daniel 12.
  • El "continuo" debe ser claramente definido, y ubicado en la secuencia de los acontecimientos finales, conforme a las reglas hermenéuticas.
  • Daniel 11 y su presentación del levantamiento y caída de los reyes, y la transferencia del cetro de poder de cada uno al siguiente, se continúa en Daniel 12:11, donde finalmente es "quitado" de los reyes y ubicado (de nuevo) en la Roma papal.
  • Por último, el "continuo" (cetro de poder) regresa a Dios, a Cristo y a sus santos.

¡Muchas bendiciones!


:: Descargar el tema en PDF ::