DIOS DESEA HABLARNOS

19.04.2020

Dios desea hablarnos, ¿se lo permitiremos?


:: Descargar el tema en PDF ::


Desde el principio Dios es presentado en la Sagrada Escritura hablándole al hombre y a la mujer.

"Y Dios les dijo: 'Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra'" (Génesis 1:28, NRV).

Y otra vez: "Os he dado toda planta que da semilla" (Génesis 1:29).

Sin embargo, después que el hombre pecó, no pudo hablar más directamente con Dios.

La Biblia dice,

"Vuestras iniquidades han hecho división entre vosotros y vuestro Dios y vuestros pecados han hecho ocultar de Dios su rostro para no oír" (Isaías 59:2).

Pero, en su gran amor por la raza humana, Dios ha demostrado siempre que su amor no es pasivo, sino activo.

Constantemente ha deseado hablar con sus hijos.

En este estudio nos concentraremos en uno de los dones espirituales de la lista que observamos anteriormente, y que es conocido como el don de profecía.

Miles de personas en el mundo viven sin ser tomadas en cuenta.

Son ignoradas.

Lo cierto de esta triste realidad es que esas personas apenas reciben un simple saludo al día por parte aún de familiares.

Su comunicación es casi inexistente.

¿Cuál es la situación suya?

¿Cómo es su comunicación?

¿Cree usted que Dios le habla a todo el mundo, menos a usted?

¡Usted es muy especial para Dios!

Y no solo eso, sino que Él desea hablarle ahora mismo, en este momento.

DIOS DESEA HABLARNOS A TODOS.

Veamos algunas formas que Dios ha usado para comunicarse:

1.- La Creación.

"Porque lo que de Dios se conoce les es manifiesto, pues Dios se lo manifestó. Porque las cosas invisibles de él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creacióndel mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa." (Romanos 1:19, 20).

2.- La Conciencia.

"Aquella luz verdadera, que alumbra a todo hombre, venía a este mundo." (Juan 1:9).

3.- La Ley de Dios.

"Porque cuando los gentiles que no tienen ley, hacen por naturaleza lo que es de la ley, éstos, aunque no tengan ley, son ley para sí mismos, mostrando la obra de la ley escrita en sus corazones, dando testimonio su conciencia, y acusándoles o defendiéndoles sus razonamientos." (Romanos 2:14, 15).

5.- Los Ángeles. "¿No son todos espíritus ministradores, enviados para servicio a favor de los que serán herederos de la salvación?" (Hebreos 1:14).

6.- La Biblia.

"Escudriñad las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí." (Juan 5:39).

7.- Los Profetas.

"Y él les dijo: Oíd ahora mis palabras. Cuando haya entre vosotros profeta de Yahweh, le apareceré en visión, en sueños hablaré con él." (Números 12:6).

8.- Cristo.

"Dios, habiendo hablado muchas veces y de muchas maneras en otro tiempo a los padres por los profetas, en estos postreros días nos ha hablado por el Hijo, a quien constituyó heredero de todo, y por quien asimismo hizo el universo." (Hebreos 1:1, 2).

¿QUÉ ES UN PROFETA?

Veamos una definición en la Biblia.

"(Antiguamente en Israel cualquiera que iba a consultar a Dios, decía así: Venid y vamos al vidente; porque al que hoy se llama profeta, entonces se le llamaba vidente.)" (1ª Samuel 9:9).

El profeta es un portavoz o vocero de Dios.

Sin embargo, las Escrituras presentan cuatro grupos de profetas: 

(1) Profetas que escribieron algo de la Biblia, como Moisés, Samuel, Jeremías, Pablo, Juan, etc.

(2) Profetas que no escribieron nada de la Biblia, pero sus mensajes se preservaron, como es el caso de Elías, Eliseo, etc.

(3) Profetas que dieron mensajes orales, pero sus mensajes no se preservaron [Números 11:24, 25; 1ª Samuel 10:5, 6, 10; 1ª Reyes 18:4, 13; Hechos 21: 9].

(4) Profetas que escribieron libros que no fueron preservados (1ª Crónicas 29:29; 2ª Crónicas 12: 15; Josué 10:13; 2ª Samuel 1:18; 2ª Crónicas 9:29; 20:34).

Ahora bien, ¿qué promete Dios revelar a los profetas?

Notemos la siguiente declaración,

"Porque no hará nada Yahweh el Señor, sin que revele su secreto a sus siervos los profetas." (Amós 3:7.)

Pero, lo cierto es que muchos se preguntan hoy día: ¿tuvo profetas la Iglesia Primitiva?

Veamos,

"Y a unos puso Dios en la iglesia, primeramente apóstoles, luego profetas, lo tercero maestros, luego los que hacen milagros, después los que sanan, los que ayudan, los que administran, los que tienen don de lenguas." (1ª Corintios 12: 28.)

Sin embargo, ¿hasta cuándo estaría presente el don de Profecía en la Iglesia?

"Gracias doy a mi Dios siempre por vosotros, por la gracia de Dios que os fue dada en Cristo Jesús; porque en todas las cosas fuisteis enriquecidos en él, en toda palabra y en toda ciencia; así como el testimonio acerca de Cristo ha sido confirmado en vosotros, de tal manera que nada os falta en ningún don, esperando la manifestación de nuestro Señor Jesucristo; el cual también os confirmará hasta el fin, para que seáis irreprensibles en el día de nuestro Señor Jesucristo." (1ª Corintios 1:4-8.)

"De manera que, teniendo diferentes dones, según la gracia que nos es dada, si el de profecía, úsese conforme a la medida de la fe; o si de servicio, en servir; o el que enseña, en la enseñanza; el que exhorta, en la exhortación; el que reparte, con liberalidad; el que preside, con solicitud; el que hace misericordia, con alegría." (Romanos 12:6-8.)

Pero, aún hay otras personas que preguntan, ¿puede una mujer ser profeta?

Observemos lo que nos dice la inspiración,

"Y después de esto derramaré mi Espíritu sobre toda carne, y profetizarán vuestros hijos y vuestras hijas; vuestros ancianos soñarán sueños, y vuestros jóvenes verán visiones." (Joel 2:28.)

Sí, el don de Profecía fue concedido a muchas mujeres, entre ellas:

(1) María. "Y María la profetisa, hermana de Aarón, tomó un pandero en su mano, y todas las mujeres salieron en pos de ella con panderos y danzas." (Éxodo 15:20.)

(2) Débora:"Gobernaba en aquel tiempo a Israel una mujer, Débora, profetisa, mujer de Lapidot." (Jueces 4:4.)

(3) Hulda. "Entonces fueron el sacerdote Hilcías, y Ahicam, Acbor, Safán y Asaías, a la profetisa Hulda, mujer de Salum hijo de Ticva, hijo de Harhas, guarda de las vestiduras, la cual moraba en Jerusalén en la segunda parte de la ciudad, y hablaron con ella." (2ª Reyes 22:14.)

(4) Noadías. "Acuérdate, Dios mío, de Tobías y de Sanbalat, conforme a estas cosas que hicieron; también acuérdate de Noadías profetisa, y de los otros profetas que procuraban infundirme miedo." (Nehemías 6:14.)

(5) Ana. "Estaba también allí Ana, profetisa, hija de Fanuel, de la tribu de Aser, de edad muy avanzada, pues había vivido con su marido siete años desde su virginidad." (Lucas 2:36.)

(6) Las cuatro hijas de Felipe. "Al otro día, saliendo Pablo y los que con él estábamos, fuimos a Cesarea; y entrando en casa de Felipe el evangelista, que era uno de los siete, posamos con él. Este tenía cuatro hijas doncellas que profetizaban." (Hechos 21:8, 9.)

¿CÓMO IDENTIFICAR EN NUESTRA ÉPOCA ACTUAL AL PROFETA VERDADERO?

"No apaguéis al Espíritu. No menospreciéis las profecías. Examinadlo todo; retened lo bueno." (1ª Tesalonicenses 5: 19-21.)

"Y muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a muchos." (Mateo 24:11.)

Si una persona posee un billete de dólar falso, la simple lógica nos dice que en algún lugar debe existir el billete verdadero (ver Mateo 24:11); por lo tanto, si habría profetas falsos en el futuro cuando se escribió este pasaje, eso mismo indicaría que también habría profetas verdaderos, ¿no nos parece?

Y, maravillosamente, Dios ha dejado algunas características en las Escrituras para identificar al profeta verdadero, y que se pueden resumir en los siguientes ocho principios:

1.-Conduce a la obediencia a Dios [Deuteronomio 13:1-5].

"Cuando se levantare en medio de ti profeta, o soñador de sueños, y te anunciare señal o prodigios, y si se cumpliere la señal o prodigio que él te anunció, diciendo: Vamos en pos de dioses ajenos, que no conociste, y sirvámosles; no darás oído a las palabras de tal profeta, ni al tal soñador de sueños; porque Yahweh vuestro Dios os está probando, para saber si amáis a Yahweh vuestro Dios con todo vuestro corazón, y con toda vuestra alma. En pos de Jehová vuestro Dios andaréis; a él temeréis, guardaréis sus mandamientos y escucharéis su voz, a él serviréis, y a él seguiréis. Tal profeta o soñador de sueños ha de ser muerto, por cuanto aconsejó rebelión contra Yahweh vuestro Dios que te sacó de tierra de Egipto y te rescató de casa de servidumbre, y trató de apartarte del camino por el cual Yahweh tu Dios te mandó que anduvieses; y así quitarás el mal de en medio de ti." (Deuteronomio 13:1-5.)

2.-Se cumplen sus predicciones [Deuteronomio 18: 21, 22].

"Y si dijeres en tu corazón: ¿Cómo conoceremos la palabra que Yahweh no ha hablado?; si el profeta hablare en nombre de Yahweh, y no se cumpliere lo que dijo, ni aconteciere, es palabra que  Yahweh no ha hablado; con presunción la habló el tal profeta; no tengas temor deél." (Deuteronomio 18:21-22.)

3.-Se conduce en armonía a la Ley y al Testimonio [Isaías 8:19, 20].

"Y si os dijeren: Preguntad a los encantadores y a los adivinos, que susurran hablando, responded: ¿No consultará el pueblo a su Dios? ¿Consultará a los muertos por los vivos? ¡A la ley y al testimonio! Si no dijeren conforme a esto, es porque no les ha amanecido." (Isaías 8:19-20.)

4.-Los Frutos del Profeta [Mateo 7:16-18, 20].

"Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos, o higos de los abrojos? Así, todo buen árbol da buenos frutos, pero el árbol malo da frutos malos. No puede el buen árbol dar malos frutos, ni el árbol malo dar frutos buenos. Así que, por sus frutos los conoceréis." (Mateo 7:16-18, 20.)

5.-Sujeto a las Enseñanzas de los Profetas [1ª Corintios 14:32, 37].

"Y los espíritus de los profetas están sujetos a los profetas....Si alguno se cree profeta, o espiritual, reconozca que lo que os escribo son mandamientos del Señor." (1 Corintios 14:32, 37.)

6.-Reconoce a Cristo como el verdadero Hijo de Dios [Mateo 16:16].

"Respondiendo Simón Pedro, dijo: Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente." (Mateo 16:16.)

7.-Confiesa que Cristo vino en la carne humana [1ª Juan 4:1-3].

"Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios; porque muchos falsos profetas han salido por el mundo. En esto conoced el Espíritu de Dios: Todo espíritu que confiesa que Jesucristo ha venido en carne, es de Dios; y todo espíritu que no confiesa que Jesucristo ha venido en carne, no es de Dios; y este es el espíritu del anticristo, el cual vosotros habéis oído que viene, y que ahora ya está en el mundo." (1 Juan 4:1-3.)

8.-Reconoce la omnipresencia del Padre y el Hijo [1ª Juan 2:22, 23].

"¿Quién es el mentiroso, sino el que niega que Jesús es el Cristo? Este es anticristo, el que niega al Padre y al Hijo. Todo aquel que niega al Hijo, tampoco tiene al Padre. El que confiesa al Hijo, tiene también al Padre." (1 Juan 2:22-23.)

Tomando en cuenta estos detalles que proporciona la Sagrada Escritura, deberíamos preguntarnos ahora, ¿qué le ocurriría a una iglesia que no tenga profecía?

Notemos,

"Sin profecía el pueblo se desenfrena; Mas el que guarda la ley es bienaventurado." (Proverbios 29:18.)

Por lo tanto, ¿con cuál propósito es que Dios otorga los dones a la iglesia, especialmente el don de Profecía?

"Y eso de que subió, ¿qué es, sino que también había descendido primero a las partes más bajas de la tierra? El que descendió, es el mismo que también subió por encima de todos los cielos para llenarlo todo. Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros, a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo, hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo; para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error." (Efesios 4:9-14.)

CONCLUSIÓN.

Al terminar este estudio deberíamos recordar y resaltar estos puntos:

1.-Dios se goza en comunicarnos su voluntad y desea que nosotros testifiquemos de su amor (Marcos 5:19, 20).

2.- Cuando recibimos los mensajes de Cristo a través de los profetas verdaderos, nos acercamos más a Dios (Amós 3:7).

3.- El Don de Profecía fue concedido a muchas mujeres, entre ellas:

- María [Éxodo 15:20].

- Débora [Jueces 4:4].

- Hulda [2ª Reyes 22:14].

- Noadías [Nehemías 6:14].

- Ana [Lucas 2:36].

- Las cuatro hijas de Felipe [Hechos 21:8, 9].

4.- Dios nos invita a tomar en cuenta las pruebas o características que identifican a un profeta verdadero para que no seamos engañados (Mateo 7:15-20).

Finalmente, debemos estar atentos a las profecías porque ellas nos hablan del pronto regreso de Cristo a la tierra.

"No apaguéis al Espíritu. No menospreciéis las profecías. Examinadlo TODO; retened lo BUENO." (1ª Tesalonicenses 5:19-21.)

Lo BUENO que deberíamos RETENER es TODO lo que hemos escuchado de la Palabra de Dios que nos conduce a rechazar lo falso, a estar dispuestos a aceptar los mensajes provenientes de Dios, por medio de sus profetas, y a estar preparados para la venida del Hijo de Dios, nuestro Salvador.

¡Muchas bendiciones!


:: Descargar el tema en PDF ::