DEIDAD Y DIVINIDAD, ¿HABRÁ ALGUNA DIFERENCIA?

08.02.2021

 "Porque en él habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad." (Colosenses 2:9.)

:: Descargar el tema en PDF ::


La Deidad y la Divinidad, ¿habrá ALGUNA diferencia?

Al hablar del Padre y del Hijo, en este estudio analizaremos los conceptos bíblicos de las palabras "Deidad" y "Divinidad".

Veremos sus distintos usos, así como sus diferencias y algunas afinidades.

La búsqueda de estos conceptos tiene como propósito establecer la relación que la Biblia muestra entre el Padre y su Hijo. 

Observemos de inmediato lo que arrojan algunas fuentes.

● DIVINIDAD: (Del lat. divinĭtas, -ātis).

√ Naturaleza divina y esencia del ser de Dios en cuanto a Dios.

√ Persona o cosa dotada de gran hermosura, preciosidad.

Fuente: https://lema.rae.es/drae/?val=divinidad

● DEIDAD: (Del lat. deĭtas, -ātis).

√ Ser divino o esencia divina.

√ Cada uno de los dioses de las diversas religiones.

Fuente: https://lema.rae.es/drae/?val=deidad

Veamos en seguida los vocablos Deidad y Divinidad tomados directamente del idioma griego, en donde encontramos tres términos o vocablos.

● DIVINO: θεός (Teiós).

√ Strong #2304 y #2316 → "divinidad".

√ Título genérico aplicado a Dios.

√ Parecido a dios (neutro como sustantivo, divinidad); divino.

HECHOS 17:29. "Siendo, pues, linaje de Dios, no debemos pensar que la Divinidad sea semejante a oro, o plata, o piedra, escultura de arte y de imaginación de hombres."

  • NATURALEZA DIVINA: θειότης (Teiótes).

√ Strong #2305 de #2304.

√ Divinidad (abstractamente): deidad.

√ "Naturaleza divina", "divinidad".

ROMANOS 1:20. "Porque las cosas invisibles de él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa."

● DEIDAD: θεότης (Teótes).

  • Strong #3588.

√ Divinidad (abstractamente): deidad.

√ Strong → Deidad, específicamente.

√ Divinidad Suprema.

√ Figurativamente, magistrado; Señor, Dios.

√ Deidad; divinidad Suprema.

→ En inglés: Godhead = Dios Supremo, Dios cabeza, Supremo en la divinidad.

God = Dios.

Head = Cabeza, jefe; superior o supremo.

Aparece solo una vez en todo el Nuevo Testamento.

COLOSENSES 2:9. "Porque en él habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad."

Algunos eruditos prefieren usar sólo Deidad cuando se refieren a Dios, y dejan Divinidad para el Hijo de Dios, o las divinidades paganas.

San Agustín, por su parte, sostenía que Deidad y Divinidad no significan lo mismo, pues él aplicaba el término divinidad solo a los dioses paganos.

Fuente: https://www.wikicristiano.org/diccionario-biblico/significado/deidad-divinidad/

ESTABLECIENDO LA DIFERENCIA.

En pocas palabras, estamos hablando de dos conceptos que, aunque están íntimamente relacionados intrínsecamente, en sus orígenes, son diferentes en algunos aspectos.

Deidad se refiere a la Suprema divinidad, mientras que Divinidad puede referirse a la naturaleza divina.

  • El Padre es la Deidad por estar PRIMERO que el Hijo. → Juan 14:28.

JUAN 14:28. "Habéis oído que yo os he dicho: Voy, y vengo a vosotros. Si me amarais, os habríais regocijado, porque he dicho que voy al Padre; porque el Padre MAYOR es que YO."

  • Dios es la cabeza del Hijo → 1°Corintios 11:3; 1°Crónicas 29:11.

1° CORINTIOS 11:3. "Pero quiero que sepáis que Cristo es la cabeza de todo varón, y el varón es la cabeza de la mujer, y Dios la CABEZA de Cristo."

1º CRÓNICAS 29:11. "Tuya es, oh Jehová, la magnificencia, y el poder, y la gloria, la victoria, y el honor; porque todas las cosas que están en los cielos y en la tierra son tuyas. Tuyo, oh Jehová, es el reino, y tú eres exaltado por CABEZA sobre todos." (Versión Reina-Valera Gómez.)

  • La plenitud de la Deidad está en Cristo, porque el Padre está EN el Hijo.

COLOSENSES 2:9. "Porque EN él habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad."

JUAN 14:10. "¿No crees que yo soy en el Padre, y el Padre en mí? Las palabras que yo os hablo, no las hablo por mi propia cuenta, sino que el Padre que MORA en mí, él hace las obras."

JUAN 13:16. "De cierto, de cierto os digo: El siervo NO es MAYOR que su señor, NI el enviado es MAYOR que el que le envió."

JUAN 10:29-30. "Mi Padre que me las dio, es MAYOR que todos, y nadie las puede arrebatar de la mano de MI PADRE. Yo y el Padre UNO somos."

Así que, Dios Padre, es el Dios de Jesús.

Dios Padre no solo es diferente del Hijo en ese sentido, sino superior de alguna manera.

Algunos, aun negando la Trinidad, piensan que esto puede explicarse, al menos desde la encarnación, como resultado de la doble naturaleza de Cristo; es decir, que en el cielo, no lo consideran que su Padre sea mayor.

Y este es su razonamiento,

"Teniendo en cuenta la naturaleza divina-humana de Cristo, puede explicarse por qué algunos textos suenan como si Cristo estuviera subordinado a Su Padre; la razón era" - suponen ellos - "porque su naturaleza humana estaba subordinada a Su naturaleza divina, y otros textos demuestran su igualdad con el Padre."

Estos olvidan, o ignoran, la relación de Padre e Hijo, y de quién estuvo primero.

Hay que negar que el Hijo haya nacido en el cielo en la eternidad pasada, para luego llegar a tal argumentación; y, si tales postulantes no creen en una Trinidad, aun necesitan seguir avanzando para llegar a la verdad.

Es cierto el hecho de que el Hijo está en IGUALDAD con su Padre, pero la Biblia misma explica la razón de la misma.

√ El Padre Dios le da TODAS las cosas a su Hijo. → Mateo 11:27.

Y eso de que le da TODAS las cosas, jamás se podría referir solo al plano humano.

√ El Padre da a Su Hijo el tener vida en sí mismo. → Juan 5:26.

√ Hay un solo trono, pero el Padre lo comparte con Su Hijo. → Apocalipsis 1:4; 3:21; 4:2-6, 9-10; 5:1, 6-7, 11, 13; 6:16; 7:9-11, 15, 17; 8:3; 11:16; 12:5; 14:3; 16:17; 19:4-5; 20:11; 21:5; 22:1; 22:3.

√ El Espíritu Santo es, o sale, del Padre, pero lo comparte con Su Hijo. → Juan 14:16, 26; 15:26; 16:15; 17:10.

El Padre lo comparte TODO con su Hijo, de ahí que, Dios y su Hijo, son uno (Juan 10:30).

LA RELACIÓN DE PADRE E HIJO.

● FILIPENSES 2:6. "El cual, siendo en forma de Dios, no tuvo por usurpación ser igual a Dios." (Reina-Valera, 1909.)

● ΠΡΟΣ ΦΙΛΙΠΠΗΣΙΟΥΣ 2:6. "ος εν μορφη θεου υπαρχων ουχ αρπαγμον ηγησατο το ειναι ισα θεω." (Textus Receptus.)

"Ουκ arpagmón ègesato tó eìnai ísa Teo."

Literalmente se traduce: "No arrebató (robo, rapiña, usurpación, estimó, pensó, tuvo) el ser igual a Dios".

La King JamesVersion, lo traduce: "No tuvo por robo el ser igual a Dios."

  • FILIPENSES 2:6-8 / SALMOS 8:5.

» EN EL CIELO:Forma de Dios = μορφη θεου (morfe Teon).

» EN LA TIERRA:Forma de Siervo = μορφην δουλου (morfe doulos).

» HUMILDAD:Semejanza humana = ομοιωματι ανθρωπων (omoiomati antropon).

En el cielo, al nacer de Dios, era Divino; por tanto, era "Dios" por naturaleza (de naturaleza divina), pero Sujeto a su Padre

Dios; y esto se refiere a su relación familiar de haber nacido de la misma sustancia o esencia divina; de ahí que viene en la "forma" o "imagen" de Dios mismo.

HEBREOS 1:2. "El cual, siendo el resplandor de su gloria, y la IMAGEN misma de su sustancia, y quien sustenta todas las cosas con la palabra de su poder, habiendo efectuado la purificación de nuestros pecados por medio de sí mismo, se sentó a la diestra de la Majestad en las alturas, hecho tanto superior a los ángeles, cuanto heredó más excelente nombre que ellos."

Hasta que surgió el pecado en el cielo en Satanás, todos los ángeles obedecían con y por amor.

El servicio y adoración en el cielo eran sinónimos de estar sujeto por amor a Dios y al Hijo, y todo eso era algo normal.

Sin embargo, aun siendo el Hijo de Dios "en la forma de Dios", o estando, o existiendo en la "condición divina" (Filipenses 2:6, Biblia de Jerusalén, 1975), no se aferró a eso como para pretender, o usurpar,el lugar de su Padre Dios, sino que se humilló, tomó la forma de siervo, haciéndose carne (Juan 1:14), pues vino en la semejanza de un ser humano, o sea, se hizo MENOR que un ángel.

Es decir, que el Hijo de Dios es la personificación de la HUMILDAD.

En síntesis, la condición divina del Hijo de Dios en el cielo, era de sujeción a su Padre Dios, por ser Su Hijo, no su prisionero.

Pero, eso no implicaba una sujeción vergonzosa o de opresión; de lo contrario, la relación entre los ángeles, Dios y Cristo hubiera sido también de esa misma clase.

Además, la relación de paternidad humana entre los padres y sus hijos aquí en la tierra, hubiera sido de la misma manera.

Observemos que el quinto mandamiento de la Ley de Dios nos ordena a honrar a nuestros padres (Éxodo 20:12).

Por lo tanto, no puede ser algo deshonroso la SUJECIÓN desde este contexto de amor y descendencia familiar.

Sin embargo, Satanás transformó esa relación en el cielo como un asunto tiránico.

Para Él, la obediencia, era algo deshonroso y humillante.

Solo se conformaría con ser "Semejante al Altísimo" (Isaías 14:14).

ISAÍAS 14:14. "Sobre las alturas de las nubes subiré, y seré semejante al Altísimo."

Buscaba la grandeza.

Ahora bien, Cristo, siendo divino, de la misma naturaleza de su Padre Dios, porque nació de Él en le eternidad pasada (Miqueas 5:2; Proverbios 8:22; 1°Corintios 1:24: Juan 1:1), era el siguiente después del Padre; era Dios por naturaleza, porque tenía la "forma de Dios" al nacer de su Padre Dios, y su relación era de cordialidad y fiel obediencia a su Padre, siendo el Arcángel, o el Jefe, de todos los ángeles.

No confundir este nombre dado al Hijo de Dios con la idea errónea de que Él sea un ángel "creado", pues, no se trata de eso; Él "nació", o fue engendrado de Dios, en el cielo, lo cual no es la misma expresión.

DECLARACIONES DEL ESPÍRITU DE PROFECÍA.

> "La divinidad de Cristo es nuestra seguridad de vida eterna...Él, quien llevó los pecados del mundo, es nuestro único medio de reconciliación con un Dios santo." -Youth's Instructor 11-2-1897; A Fin de Conocerle, p. 37.

> "Cristo puso de manifiesto las falsedades de Satanás y su carácter engañador, y en muchos corazones destruyó su influencia corruptora. Fue esto lo que irritó a Satanás con un odio tan intenso. Con sus huestes de seres caídos, se determinó a presionar con todo vigor en la contienda, pues había en el mundo Uno que era un perfecto representante del Padre, Uno cuyo carácter y cuyas prácticas refutaban las falsedades de Satanás en cuanto a Dios." -Elena G. de White, Exaltad a Jesús, pág. 22; párr. 4.

> "El Hijo de Dios era el segundo en autoridad después del gran Legislador.... Era la imagen expresa de su Padre, no sólo en los rasgos externos, sino también en la perfección de su carácter." -Elena G. de White, Exaltad a Jesús, pág. 18; párr. 2.

> "El Hijo de Dios poseía la misma forma de Dios, y nunca consideró el hecho de ser igual a Dios entre los humanos que recorrieron el mundo, él fue el único que pudo decir a todos: ¿Quién de ustedes me convence de pecado? Se había unido con Dios en la creación de los seres humanos, y en virtud de la perfección divina de su carácter poseía poder para expiar el pecado del hombre, y para elevarlo y llevarlo de vuelta a su primer estado." -Elena G. de White, Exaltad a Jesús, pág. 18; párr. 6.

> "Habiéndose humanado, Cristo vino al mundo para ser uno con la humanidad, y al mismo tiempo revelar a nuestro Padre celestiala los hombres pecadores. Aquel que había estado en la presencia del Padre desde el principio, Aquel era la imagen expresa del Dios invisible, era el único capaz de revelar a la humanidad el carácter de la Deidad." - Reflejemos a Jesús, p. 31; El ministerio de Curación, p. 330.

> "El cuadro divino de Cristo debe ser mantenido delante de la gente...El no refleja ninguna sombra. Vestido de los atributos de la Deidad, revestido de las glorias de la divinidad y en la semejanza del Dios infinito, debe ser elevado delante de los hombres." - Mensajes Selectos, Vol. 3, p. 192.

> "La naturaleza no es Dios, ni nunca lo fue. La voz de la naturaleza testifica de Dios, pero la naturaleza no es Dios. Como obra creada por Dios, simplemente da un testimonio del poder de Dios. La Deidad es el autor de la naturaleza. En sí mismo, el mundo natural no tiene poder sino el que Dios le suministra. Hay un Dios personal, el Padre; hay un Cristo personal, el Hijo." - Mensajes Selectos, Vol. 1, p. 344, 345.

> "El hombre Cristo Jesús no era el Señor Dios Todopoderoso, sin embargo, Cristo y el Padre son uno. La Deidad no desapareció bajo la angustiosa tortura del Calvario, sin embargo, no es menos cierto que "De tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, más tenga vida eterna." - Exaltad a Jesús, p. 229.

> "El Rey del universo convocó a las huestes celestiales a comparecer ante él, a fin de que en su presencia él pudiese manifestar cuál era el verdadero lugar que ocupaba su Hijo y manifestar cuál era la relación que él tenía para con todos los seres creados. El Hijo de Dios compartió el trono del Padre, y la gloria del Ser eterno, que existía por sí mismo, cubrió a ambos. Alrededor del trono se congregaron los santos ángeles, una vasta e innumerable muchedumbre, "millones de millones," y los ángeles más elevados, como ministros y súbditos, se regocijaron en la luz que de la presencia de la Deidad caía sobre ellos. Ante los habitantes del cielo reunidos, el Rey declaró que ninguno, excepto Cristo, el Hijo unigénito de Dios, podía penetrar en la plenitud de sus designios y que a éste le estaba encomendada la ejecución de los grandes propósitos de su voluntad. El Hijo de Dios había ejecutado la voluntad del Padre en la creación de todas las huestes del cielo, y a él, así como a Dios, debían ellas tributar homenaje y lealtad. Cristo había de ejercer aún el poder divino en la creación de la tierra y sus habitantes. Pero en todo esto no buscaría poder o ensalzamiento para sí mismo, en contra del plan de Dios, sino que exaltaría la gloria del Padre, y ejecutaría sus fines de beneficencia y amor." -Patriarcas y Profetas, p. 14, 15.

CONCLUSIÓN.

"Sólo Cristo pudo representar a la Deidad. El que había estado en la presencia del Padre desde el principio, el que es la expresa imagen del Dios invisible, fue el único capaz de cumplir esta obra. Ninguna descripción verbal podía revelar a Dios ante el mundo." - Mensajes Selectos, Vol. 1, p. 309.

En el Apéndice del libro Mensajes Selectos, Vol. 3, p. 497, se aclara lo siguiente: "En dos lugares la frase "divinidad de Cristo" se cambió por la de "deidad de Cristo."

Si atendemos al significado real del término "deidad", esto se podría prestar para la confusión, en vista de la información ofrecida por la Sagrada Escritura.

Es claro que el Espíritu de Profecía establece algunas diferencias, no solo de Personas o Seres, sino también en cuanto a posición.

Sin embargo, es fundamental afirmar aquí que la naturaleza DIVINA del Padre y la de su Hijo, es la MISMA naturaleza DIVINA; no hay diferencia.

La manera como podemos ilustrarlo es con aquello que ocurre con la naturaleza humana de un padre y la de su hijo; ambos poseen la MISMA naturaleza HUMANA.

La única diferencia estriba en que el padre es ANTERIOR a su hijo.

Lo MISMO ocurre con Dios y su Hijo.

Observemos las siguientes declaraciones,

MATEO 11:27. "Todas las cosas me fueron entregadas por mi Padre; y nadie conoce al Hijo, sino el Padre, ni al Padre conoce alguno, sino el Hijo, y aquel a quien el Hijo lo quiera revelar."

"El Padre era MAYOR que el Hijo porque fue PRIMERO. El Hijo era IGUAL al Padre porque RECIBIÓ todas las cosas del Padre." -Review and Herald, 4 de Enero de 1881.

"La historia del gran conflicto entre el bien y el mal, desde que principió en el cielo hasta el final abatimiento de la rebelión y la total extirpación del pecado, es también una demostración del inmutable amor de Dios." -Exaltad a Jesús, pág. 44, párr. 3.

"El Soberano del universo no estaba solo en su obra benéfica. Tuvo un compañero, un colaborador que podía apreciar sus designios, y que podía compartir su regocijo al brindar felicidad a los seres creados. "En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios. Este era en el principio con Dios". Juan 1:1-2. Cristo, el Verbo, el Unigénito de Dios, era uno solo con el Padre eterno, uno solo en naturaleza, en carácter y en propósitos; era el único ser que podía penetrar en todos los designios y fines de Dios." -Exaltad a Jesús, pág. 44, párr. 4.

"Mientras todos los seres creados reconocieron la lealtad del amor, hubo perfecta armonía en el universo de Dios. Cumplir los designios de su Creador era el gozo de las huestes celestiales. Se deleitaban en reflejar la gloria del Todopoderoso y en alabarle. Y su amor mutuo fue fiel y desinteresado mientras el amor de Dios fue supremo. No había nota discordante que perturbara las armonías celestiales." -Patriarcas y Profetas, págs. 11-13.

¡Bendiciones!


:: Descargar el tema en PDF ::