¿QUÉ SIGNIFICA ISAÍAS 48:16?

17.05.2020

El pasaje de Isaías 48:16 es usado por los que piensan que Dios es una trinidad.


:: Descargar el tema en PDF ::


El texto de Isaías 48:16 aparece en el libro "Las 28 Creencias Fundamentales Adventistas del Séptimo Día" como una evidencia de un Dios Trinitario.

¡Asombroso!

¿Qué significa Isaías 48:16? 

Infelizmente, muchos no se han tomado el tiempo de investigar el pasaje de Isaías 48:16 en varias versiones de la Biblia antes de afirmar que dicho pasaje sea una prueba de su sustento doctrinal.

La versión Reina Valera del 1960 lo traduce así:

"Acercaos a mí, oíd esto: desde el principio no hablé en secreto; desde que eso se hizo, allí estaba yo; y ahora me envió Jehová el Señor, y su Espíritu." - Isaías 48:16; RV 1960.

Sin embargo, en este estudio, veremos otras traducciones, incluyendo versiones católicas, y se notará fácilmente lo que el pasaje está diciendo realmente, y quiénes son los personajes que intervienen.

Pero, antes de leerlo, usted debe saber, ¿qué es lo que se lee y se entiende en la mayoría de las versiones más conocidas?

Lo que se lee y entiende es lo que sigue:

(a) Dios el Padre: ["Acercaos a mí, oíd esto: ...];

(b) El Hijo: ["y ahora me envió Jehová..."];

(c) El Espíritu Santo: ["y su Espíritu"].

(Tomado de la versión Reina Valera de 1960.)

Veamos ahora lo que traducen otras versiones.

Versión Protestante "Dios Habla Hoy ".

"Acérquense a mí y escuchen esto: 'Desde el principio, yo nunca hablé en secreto, y cuando todo esto sucedía, yo estaba presente. Y ahora yo, el Señor, le he dado mi poder y lo he enviado." (Isaías 48:16; DHH.)

Según esta versión, lo que ocurre aquí es el momento cuando Dios está comisionando al profeta Isaías para ir a su pueblo, Israel, con un mensaje para que fuera escuchado con atención.

De manera que se ve claramente en el siguiente cuadro, acerca de quiénes son los que intervienen en la narración.

Veamos:

(a) Dios Jehová: ("Acérquense a mí y escuchen esto: 'Desde el principio, yo nunca hablé en secreto, y cuando todo esto sucedía, yo estaba presente. Y ahora yo, el Señor,"

(b) Al profeta Isaías: ("le he dado mi poder y lo he enviado.")

Versión Católica de Jerusalén Latinoamericana:

"Acérquense a mí y escuchen esto: 'Desde el principio no he hablado en oculto, desde que sucedió estoy yo allí.' Y ahora el Señor Yahvé me envió con su espíritu." (Isaías 48:16; BJL.)

Según esta versión católica, todavía más clara y al punto, para decirnos sobre lo que ocurre en este contexto, aparecen los siguientes personajes:

(a) El Señor Yahvé: ["Acérquense a mí y escuchen esto: 'Desde el principio no he hablado en oculto, desde que sucedió estoy yo allí.'

(b) El profeta Isaías: ["Y ahora el Señor Yahvé me envió con su espíritu."]

Versión Nueva Reina Valera 2000:

"'Acercaos a mí, oíd esto. Desde el principio no hablé en secreto, desde que esto sucedió, estoy allá.' Y ahora el Señor, el Eterno, me ha enviado con su Espíritu." (Isaías 48:16; NRV.)

(a) El Señor el Eterno: "'Acercaos a mí, oíd esto. Desde el principio no hablé en secreto, desde que esto sucedió, estoy allá.'

(b) El profeta Isaías: ["Y ahora el Señor, el Eterno, me ha enviado con su Espíritu."]

Esta versión de la Biblia (NRV 1990-2000) fue realizada por la Sociedad Bíblica Emanuel, con su sede en Miami, USA, la cual es propiedad de la Iglesia Adventista.

Y, es impresionante, pero esta versión es la que traduce mejor este pasaje, al compararla con las otras versiones de la Biblia que se han usado en esta breve revisión.

Y esto es algo que puede hacer cualquier persona, aun sin saber el idioma hebreo.

Esta versión hasta se preocupó en ponerle comillas ('') en la parte en donde Dios habla, y, en cambio, en donde habla el profeta Isaías, aceptando su misión como enviado de Dios, no aparecen las comillas.

¡Felicitaciones a los traductores!

Se ganaron un 10 de 10, y un 100 de 100 en esa parte.

Nos parece que ya es suficiente, ¿verdad?

Preguntamos, ¿se atrevería un adventista trinitario a citar su propia versión, o la Versión Católica de Jerusalén, o la Protestante Dios Habla Hoy, para apoyar el concepto Trinitario usando a Isaías 48:16?

Conclusión.

Es bueno recalcar o establecer aquí que, no hemos visto aún ningún libro católico en donde ellos traten de demostrar el concepto Trinitario usando a Isaías 48:16; pero si lo hicieren, lo harían aún en contra de su propia versión de la Biblia.

E, inclusive, los católicos mismos nos dicen que en la Biblia no hay pruebas para sostener la Trinidad, pero ellos atribuyen esa doctrina al poder que tiene la Iglesia Católica para crear doctrinas.

Lo mismo dicen en cuanto al domingo.

Si usted desea documentación, o citas en donde ellos lo dicen, veamos estas que ponemos a continuación para sostener ambas doctrinas (el domingo y la trinidad).

Cambio del sábado al domingo, según fuentes católicas:

"Podrás leer la Biblia desde el Génesis hasta el Apocalipsis, y no encontrarás ni una sola línea que autorice la santificación del domingo. Las Escrituras mandan la observancia religiosa del sábado, el día que nosotros nunca santificamos." -Cardenal James Gibbons, The Faith of Our Fathers, (La fe de nuestros padres), edición 88, pág. 89.

"Pregunta: ¿Tiene usted alguna otra forma de demostrar que la Iglesia tiene poder para instituir festividades de precepto? "Respuesta: Si ésta no tuviera tal poder, no podría haber hecho aquello en lo que los religiosos modernos están de acuerdo con ella -- ella no podría haber cambiado la observancia del domingo, el primer día de la semana, por la observancia del sábado, el séptimo día; un cambio para el cual no hay autoridad de la Escritura." - Stephen Keenan, A Doctrinal Catechism (El catecismo doctrinal), 3a ed., pág. 174.

"Algunos teólogos han mantenido que Dios, inclusive directamente, determinó el domingo como el día de adoración en la Nueva Ley, que El mismo ha sustituido explícitamente el sábado por el domingo. Pero esta teoría ha sido abandonada completamente. Ahora es la creencia que Dios sencillamente dio a su IgIesia la autoridad para apartar cualquier día o días que ella crea apropiados como días sagrados. La Iglesia escogió el domingo, el primer día de la semana, y en el transcurso del tiempo añadió otros días como días sagrados." - John Laux, A Course in Religion for Catholic High Schools and Academie (Un curso en la religión para las escuelas secundarias y academias); 1936, vol. 1. pág. 51.

"Pregunta: ¿Cómo se puede comprobar que la Iglesia tiene la autoridad para imponer fiestas y días festivos? "Respuesta: A través del mismo acto de cambiar el sábado al domingo, lo cual aceptan los protestantes; y, por lo tanto, éstos indulgentemente se contradicen al observar el domingo estrictamente y romper con otras fiestas ordenadas por la misma Iglesia". - Daniel Ferres, ed., Manual of Christian Doctrine (Manual de doctrina cristiana); 1916, pág. 67.

"Por ejemplo, en ninguna parte de la Biblia encontramos que Cristo o los apóstoles ordenaran que el sábado fuera cambiado al domingo. Nosotros tenemos el mandamiento de Dios, dado a Moisés, de guardar santo el día sábado, esto es, el séptimo día de la semana. Hoy muchos cristianos guardan el domingo porque nos ha sido revelado por la Iglesia [Católico Romana], fuera de la Biblia." - Catholic Virginian (Virginiano católico), 3 de oct. de 1947, pág. 9, art. "To Tell You the Truth" ("Para decirle la verdad").

"En cuanto al cambio de la observancia del sábado judaico al domingo cristiano, quisiera llamar la atención a los hechos:

"1) Que los protestantes, quienes aceptan la Biblia como su única regla de fe y religión, deben por todos los medios regresar a la observancia del sábado. El hecho de que no lo hacen, pero, por el contrario, observan el domingo, los pone en ridículo a los ojos de todo hombre pensante.

"2) Nosotros, los católicos, no aceptamos la Biblia como la única regla de fe. Además de la Biblia tenemos la Iglesia viva, la autoridad de la Iglesia, como una regla para guiarnos. Declaramos que esta Iglesia, instituida por Cristo para enseñar y guiar al hombre por la vida, tiene el derecho a cambiar las leyes ceremoniales del Antiguo Testamento, y, por lo tanto, nosotros aceptamos su cambio del sábado al domingo. Declaramos con franqueza que la Iglesia realizó este cambio, hizo esta ley, al igual que ha hecho muchas otras leyes -- por ejemplo, el viernes de abstinencia, el celibato sacerdotal, las leyes que tienen que ver con los matrimonios mixtos, reglamentación de los matrimonios católicos y mil leyes más."Siempre causa algo de risa ver a las iglesias protestantes, en el púlpito y a través de legislación, exigir la observancia del domingo, de la cual no hay nada en su Biblia." - Peter R. Kraemer, Catholic Church Extension Society (Sociedad Anexa de la Iglesia Católica); 1975, Chicago, Illinois, EE.UU.

"Repetidamente he ofrecido $1,000 [dólares] a cualquiera que me pueda comprobar, sólo con la Biblia, que estoy obligado a guardar santo el domingo. No hay tal ley en la Biblia. Es una ley solamente de la Iglesia Católica. La Biblia dice, 'Acuérdate del día sábado para santificarlo'. La Iglesia Católica dice, 'No. Por mi poder divino yo anulo el día sábado y mando a santificar el primer día de la semana.' Y, ¡he aquí! El mundo entero civilizado se arrodilla en reverente obediencia al mandato de la Santa Iglesia Católica." - T. Enright, C. S. S. R., en una disertación, Hartford, Kansas, EE.UU., 18 de feb. de 1884.

La Trinidad no tiene apoyo en las Escrituras, según fuentes católicas:

"A menudo nuestros rivales señalan que no se debe sostener dogmáticamente ninguna creencia que no esté explícitamente expuesta en las Escrituras... Pero, las mismas iglesias protestantes han aceptado tales dogmas como la Trinidad, para la cual no hay ninguna autoridad precisa en las Escrituras [los Evangelios]." -Graham Green, Life Magazine, Artículo: "El Nuevo Dogma de la Iglesia Católica - La Ascención de María", 30 de Octubre de 1950.

"En la Biblia, ¿existe la palabra Trinidad? No. En la Biblia no existe la palabra Trinidad... Para indicar esta verdad, se inventó la palabra Trinidad." - P. Flaviano Amatulli V., Diálogo con Los Protestantes (México: Ediciones Apóstoles de La Palabra, Año 2003), Tercera Edición, pág. 378.

Los católicos basan sus doctrinas en estas dos fuentes:

(a) La Biblia.

(b) La Tradición.

Ellos alegan que Cristo no condenó todas las tradiciones, sino solamente las que están en contra de la Ley de Dios, y ofrecen como prueba a Mateo 7:10-13 (ver a P. Flaviano Amatulli V., Diálogo con Los Protestantes (México: Ediciones Apóstoles de La Palabra, Año 2003; Tercera Edición), pág. 377.

Sin embargo, nunca presentan pruebas bíblicas en dónde se diga lo contrario, es decir, que las demás tradiciones sean aprobadas por Dios, lo cual no las hallarán en la Biblia.

De ahí que, cuando ellos no encuentran apoyo en la Biblia, su otra fuente, la Tradición, es su única autoridad.

Así aparecen muchas de sus creencias: el purgatorio, las misas, la ascensión de la virgen María, etc.

Es por eso que ellos no ven ninguna dificultad al crear una doctrina sin apoyo en la Biblia, siempre y cuando la puedan remontar a La Tradición.

Ahora bien, a quienes le queda fea la situación es a los protestantes, pues, su única fuente, supuestamente, es la Escritura de la Biblia.

¿Hasta dónde es eso creído por los mismos evangélicos o protestantes?

En teoría, todos lo creen.

Pero, ¿será así en la práctica?

En cambio, si los adventistas, al igual que los demás protestantes, decimos basarnos en la Biblia, y solo en ella, ¿podríamos basar en ella la creencia de un Dios trinitario?

Los católicos responden que en ella no hay evidencia.

Nosotros también decimos lo mismo: No hay evidencia en ninguna de sus partes, desde el Génesis hasta el Apocalipsis.

¡Es así!

Si Ud. es adventista y le cree a los católicos cuando dicen que ellos hicieron el cambio del sábado al domingo, ¿por qué en este punto (el de la trinidad), ellos no serían creíbles también?

O, ¿solo se cree en sus datos históricos cuando es conveniente para quedar bien ante el público?

¡Interesante!

Decida si Ud. desea creer a la Sagrada Escritura o, si desea creer a los hombres.

¡Bendiciones!


:: Descargar el tema en PDF ::