¿ES DIOS AMOR O TIENE DIOS AMOR?

25.04.2020

"Y nosotros hemos conocido y creído el amor que Dios TIENE para con nosotros. DIOS ES AMOR; y el que permanece en amor, permanece en Dios, y Dios en él." - 1ª Juan 4:16. 


:: Descargar el tema en PDF ::


Con frecuencia muchos exponentes, al hablar de la relación matrimonial, recurren al argumento de que le era imposible a Dios experimentar AMOR si Él hubiera sido una sola Persona o, un Ser solitario.

Su tema lo extienden afirmando que por eso Dios es amor, porque siempre los miembros de la Trinidad tenían con quien expresar amor.

Ellos dudan de que Dios estuviera solo en algún punto de la eternidad y, al mismo tiempo, pudiera ser AMOR en esencia o, expresar AMOR.

Ahora bien, si Dios es UNA Persona, y no TRES, como formulan la mayoría de pensadores de ese antiguo pensamiento, ¿cómo pudo haber AMOR en Dios para COMPARTIRLO?"

Estos exponentes entusiasmados, en un intento por seguir aferrado a su concepto, creen que han descubierto el recurso perfecto para defender su creencia.

El enfoque se ve muy lógico y romántico a simple vista.

Pero, en este estudio aprenderemos, o recordaremos, si lo sabía, que Dios no solo TIENE amor, sino que también Él ES amor.

Y, de lo primero que deberíamos asegurarnos es, ¿a cuántas personas dice la Sagrada Escritura se le denomina ser "Dios"?

Veamos estos siete pasajes,

1.- "Oye, Israel: Yahweh nuestro Dios, Yahweh uno es." (Deuteronomio 6:4.)

2.- "Jesús le respondió: El primer mandamiento de todos es: Oye, Israel; el Señor nuestro Dios, el Señor uno es." (Marcos 12:29.)

3.- "Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado." (Juan 17:3.)

4.- "Porque Dios es uno, y él justificará por la fe a los de la circuncisión, y por medio de la fe a los de la incircuncisión." (Romanos 3:30.)

5.- "Para nosotros, sin embargo, sólo hay un Dios, el Padre, del cual proceden todas las cosas, y nosotros somos para él; y un Señor, Jesucristo, por medio del cual son todas las cosas, y nosotros por medio de él." (1 Corintios 8:6.)

6.- "Y el mediador no lo es de uno solo; pero Dios es uno." (Gálatas 3:20.)

7.- "Tú crees que Dios es uno; bien haces. También los demonios creen, y tiemblan." (Santiago 2:19.)

Si, esa es la revelación sagrada; Dios es UN Ser personal, no tres.

DIOS Y SUS ATRIBUTOS.

Sin embargo, cuando se analiza el fundamento sobre el cual se apoyan estos pensadores trinitarios, se descubre que hay varias imperfecciones.

  • Número uno: Dios es infinitamente "TODOPODEROSO".

"Era Abram de edad de noventa y nueve años, cuando le apareció Yahweh y le dijo: Yo soy el Dios Todopoderoso; anda delante de mí y sé perfecto." (Génesis 17:1.)

Eso indica que su límite solo lo establece Él mismo y no sus criaturas, sean estas humanas o angelicales.

Para Él no hay NADA que sea imposible, según Lucas 1:37.

"TODO lo que Yahweh QUIERE, LO HACE, en los cielos y en la tierra, en los mares y en todos los abismos." (Salmos 135:6.)

  • Número dos: Dios es un Ser divino, pero nosotros somos personas humanas, y la semejanza quiere decir "parecido", pero no necesariamente debe ser siempre igualdad.

"Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra." (Génesis 1:26.)

De modo que, y según Hebreos 1:2, Dios le dijo a su Hijo que hicieran la raza humana a Su imagen y semejanza.

"En estos postreros días nos ha hablado por el Hijo, a quien constituyó heredero de todo, y por quien asimismo hizo el universo." (Hebreos 1:2.)

A veces la semejanza admite desigualdad; es decir, no significa necesariamente la igualdad.

Por ejemplo, como Ser o persona divina, Dios es "todopoderoso", como vimos ya, pero nosotros los humanos, no lo somos.

Dios es "OMNISCIENTE".

"Oh Yahweh, tú me has examinado y conocido. Tú has conocido mi sentarme y mi levantarme; has entendido desde lejos mis pensamientos. Has escudriñado mi andar y mi reposo, y todos mis caminos te son conocidos. Pues aún no está la palabra en mi lengua, y he aquí, oh Yahweh, tú la sabes toda. Detrás y delante me rodeaste, y sobre mí pusiste tu mano. Tal conocimiento es demasiado maravilloso para mí; alto es, no lo puedo comprender." (Salmos 139:1-6.)

Es decir, que Dios TODO lo sabe; pero nosotros los seres humanos apenas conocemos lo nuestro, y a veces hasta eso se nos olvida.

Igualmente, Dios es "OMNIPRESENTE".

"¿A dónde me iré de tu Espíritu? ¿Y a dónde huiré de tu presencia? Si subiere a los

cielos, allí estás tú; Y si en el Seol hiciere mi estrado, he aquí, allí tú estás." (Salmos 139:7-8.)

De modo que Dios está PRESENTE en todas partes por Su Espíritu, pero nosotros no podemos estar presente en todas partes a la misma vez.

  • Número tres: Por lo tanto, el AMOR de Dios no es exactamente igual al nuestro.

De paso, si Dios amara exactamente igual a nosotros, nadie se salvaría, pues la mayoría de veces nuestro amor está salpicado de "egoísmo": Si me amas, yo te amo, si me das algo, yo correspondo igual, etc.

Pero, la Biblia dice que cuando Dios nos amó, nosotros ni siquiera pensábamos en amarle a Él.

Observemos:

"En esto se mostró el AMOR de Dios para con nosotros, en que Dios envió a su Hijo unigénito al mundo, para que vivamos por él. En esto CONSISTE el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó a nosotros, y envió a su Hijo en propiciación por nuestros pecados." -1ª Juan 4:9-10.

"Nosotros le amamos a él, porque él nos amó PRIMERO." - 1ª Juan 4:19.

  • Número cuatro: Sin embargo, existe un nivel de igualdad en que Dios, el cual ha existido infinitamente siempre, manifestaba AMOR.

DIOS ES AMOR.

La base del amor es la consideración personal.

Es decir, si una persona no se valora a sí misma, jamás podrá valorar a las demás personas.

Dice la Biblia:

"No hablarás contra tu prójimo falso testimonio. No codiciarás la casa de tu prójimo, no codiciarás la mujer de tu prójimo, ni su siervo, ni su criada, ni su buey, ni su asno, ni cosa alguna de tu prójimo." - Éxodo 20:16-17.

Es decir, que existe el prójimo a partir de la existencia propia.

El prójimo (próximo) existe a partir de la otra persona.

Si existe OTRA persona (el prójimo), es porque también existe una primera persona, obviamente.

De igual manera, existe el "hijo" porque antes existió el "padre".

Si alguien dice que Dios no puede existir sin haber a quien AMAR, también debe aceptar que no existe un "hijo" sin haber un "padre".

Cuando comprendemos y se acepta que el padre y el hijo NO son de la misma edad, ese argumento se derrumba por sí solo.

¿Por cuál razón?

Porque es como el viejo argumento del huevo y la gallina.

¿Quién estuvo primero?

Obvio, la gallina.

Pero, a partir de ese punto, de que el huevo no estuvo primero, entonces sabemos que esa especie, la gallina, se reproduce por el huevo.

De igual forma, Dios estuvo solo en la eternidad infinita, antes de que le naciera un hijo.

Y, antes de eso, había AMOR.

¿Cómo había amor?

¡Muy simple!

Porque Dios no desarrolla amor....

Él no solamente TIENE amor....

Él ES AMOR, que es algo muy distinto; esa es su esencia.

"El que no ama, no ha conocido a Dios; porque DIOS ES AMOR." -1ª Juan 4:8.

"Y nosotros hemos conocido y creído el amor que Dios TIENE para con nosotros. DIOS ES AMOR; y el que permanece en amor, permanece en Dios, y Dios en él." - 1ª Juan 4:16.

De manera que, no importa cuántos millones de años en la eternidad infinita Dios haya existido, mientras Él haya existido, allí había AMOR, porque esa es su esencia intrínsicamente.

DIOS TIENE AMOR.

Así que Dios ES amor, pero también TIENE amor, para con nosotros.

Es como si dijéramos lo siguiente:

  • Dios ES Espíritu (Juan 4:24),
  • Pero, también TIENE un Espíritu (Efesios 4:30).

No confundamos los dos aspectos, pues cada uno apunta a enseñanzas distintas.

Al referirnos a la persona de Dios como también a la persona humana, se puede abordar desde dos ámbitos diferentes.

  • En relación al ser humano:

1.- El hombre es de carne y hueso.

"Entonces Yahweh Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un ser viviente." (Génesis 2:7.)

"Dijo entonces Adán: Esto es ahora hueso de mis huesos y carne de mi carne; ésta será llamada Varona, porque del varón fue tomada." (Génesis 2:23).

El ser humano es carne en su estructura física exterior.

Este cuerpo físico está limitado, ya que sólo puede estar presente en un lugar al mismo tiempo.

"Y el polvo (la carne) vuelva a la tierra, como era, y el espíritu (vida) vuelva a Dios que lo dio." (Eclesiastés 12:7.)

2.- El ser humano tiene un espíritu.

"Ciertamente yo, como ausente en cuerpo, pero presente en espíritu, ya como presente he juzgado al que tal cosa ha hecho. En el nombre de nuestro Señor Jesucristo, reunidos vosotros y mi espíritu, con el poder de nuestro Señor Jesucristo, el tal sea entregado a Satanás para destrucción de la carne, a fin de que el espíritu sea salvo en el día del Señor Jesús." (1 Corintios 5:3-5.)

"El Señor Jesucristo esté con tu espíritu. La gracia sea con vosotros. Amén." (2 Timoteo 4:22.)

Este espíritu se refiere a la mente del ser humano, a los pensamientos, a sus sentimientos, afectos, su carácter, etc.

Es el "hombre interior" al cual hacía alusión el apóstol Pablo en los siguientes textos:"Porque según el hombre interior, me deleito en la ley de Dios." (Romanos 7:22.)

"Para que os dé, conforme a las riquezas de su gloria, el ser fortalecidos con poder en el hombre interior por su Espíritu." (Efesios 3:16.)

  • En relación a Dios:

1.- Dios es Espíritu.

"Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren." (Juan 4:24.)

"Miraba yo en la visión de la noche, y he aquí con las nubes del cielo venía uno como un hijo de hombre, que vino hasta el Anciano de días, y le hicieron acercarse delante de él." (Daniel 7:13.)

El ser divino es invisible a los ojos humanos; es decir, invisible en su estructura exterior.Dios está presente con su forma exterior, en el cielo.

"Yahweh está en su santo templo; Yahweh tiene en el cielo su trono; sus ojos ven, sus párpados examinan a los hijos de los hombres." (Salmos 11:4.)

2.- Dios tiene un Espíritu.

"Porque ¿quién de los hombres sabe las cosas del hombre, sino el espíritu del hombre que está en él? Así tampoco nadie conoció las cosas de Dios, sino el Espíritu de Dios. Y nosotros no hemos recibido el espíritu del mundo, sino el Espíritu que proviene de Dios, para que sepamos lo que Dios nos ha concedido." (1 Corintios 2:11-12.)

En esta faceta, el que Dios, siendo un Ser, tenga un Espíritu, quiere decir que tiene una mente, pensamientos, sentimientos, afectos, carácter, etc.

"Y no contristéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual fuisteis sellados para el día de la redención." (Efesios 4:30.)

Dios está presente en todas partes por su Espíritu Santo.

"¿A dónde me iré de tu Espíritu? ¿Y a dónde huiré de tu presencia? Si subiere a los cielos, allí estás tú; y si en el Seol hiciere mi estrado, he aquí, allí tú estás." (Salmos 139:7-8.)
"¿Se ocultará alguno, dice Yahweh, en escondrijos que yo no lo vea? ¿No lleno yo, dice Yahweh, el cielo y la tierra?" (Jeremías 23:24.)

En resumen, Dios ES Espíritu (Juan 4:24), lo cual se refiere a su naturaleza o aspecto físico no visible, ya que tiene una forma NO humana; esa forma no es a base de carne o huesos.

Si Daniel dice que el Anciano de días (una expresión para referirse al Padre Dios), "se sentó", o que lo "hicieron acercarse, dice otra versión de la Biblia, obviamente, es porque Dios tiene una forma, aunque no visible a los ojos humanos, por lo menos en la presente condición pecaminosa que poseemos los humanos actualmente.

"Te mando delante de Dios, que da vida a todas las cosas, y de Jesucristo, que dio testimonio de la buena profesión delante de Poncio Pilato, que guardes el mandamiento sin mácula ni reprensión, hasta la aparición de nuestro Señor Jesucristo, la cual a su tiempo mostrará el bienaventurado y solo Soberano, Rey de reyes, y Señor de señores, el único que tiene inmortalidad, que habita en luz inaccesible; a quien ninguno de los hombres ha visto ni puede ver, al cual sea la honra y el imperio sempiterno. Amén." (1 Timoteo 6:13-16.)Y, también Dios TIENE un Espíritu, lo cual se refiere a su mente, a sus pensamientos, sentimientos, carácter, omnipresencia, poder, etc.

Como SER o persona espiritual, Dios desea relacionarse con sus hijos humanos; y lo mismo ocurre con el Hijo.

De ahí lo que nos dice el siguiente pasaje:

"Lo que hemos visto y oído, eso os anunciamos, para que también vosotros tengáis comunión con nosotros; y nuestra comunión verdaderamente es con el Padre, y con su Hijo Jesucristo." (1Juan 1:3.)

Igualmente, Dios ES luz, pero también ESTÁ en luz.

"Este es el mensaje que oímos de él y os anunciamos: Que Dios ES Luz, y que en él no hay tiniebla alguna.... Pero si andamos en la luz, como él ESTÁ en la luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de su Hijo Jesús nos limpia de todo pecado." -1ª Juan 1:5, 7; NRV.

Los seres humanos SOMOS carne, pero también TENEMOS carne.

Ahora bien, para responder más específicamente la inquietud que dio inicio a este estudio, veamos estos pasajes:

"Honra a tu padre y a tu madre; y, Amarás a tu prójimo COMO A TI MISMO." -Mateo 19:19.

"Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo COMO A TI MISMO." -Mateo 22:39.

"Él le dijo: ¿Qué está escrito en la ley? ¿Cómo lees? Aquél, respondiendo, dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con todas tus fuerzas, y con toda tu

mente; y a tu prójimo COMO A TI MISMO." -Lucas 10:26-27.

En pocas palabras, para yo poder AMAR a otro, debo AMARME a mí mismo primero.

Por tanto, ANTES de Cristo nacer de Dios, en la eternidad pasada, obviamente, Dios SE amaba a mismo.

Cuando nació el Hijo de Dios, Cristo, en la eternidad pasada (según Miqueas 5:2, Proverbios 8:12, 22-25 y 1ª Corintios 1:24), Dios pudo ahora amar a su prójimo, que era su propio hijo.

Preguntamos, ¿existe algún pasaje en la Biblia que afirme que Dios se ama a mismo?

Veamos:

"Porque yo ampararé esta ciudad para salvarla, POR AMOR A MÍ MISMO, y por amor a David mi siervo." -2ª Reyes 19:34.

"Y añadiré a tus días quince años, y te libraré a ti y a esta ciudad de mano del rey de Asiria; y ampararé esta ciudad POR AMOR A MÍ MISMO, y por amor a David mi siervo." -2ª Reyes 20:6.

¡SI!, comprobado.

CONCLUSIÓN.

Dios se ama a mismo, y por eso también Él puede pedir que nosotros nos amemos a sí mismos, ANTES de amar a otras personas.

Dice Pablo: "Sed, pues, IMITADORES de Dios como hijos amados." -Efesios 5:1.

Finalmente, consideremos este aspecto.

Pablo escribe esto:

"Porque: No adulterarás, no matarás, no hurtarás, no dirás falso testimonio, no codiciarás, y cualquier otro mandamiento, en esta sentencia se resume: Amarás a tu prójimo COMO A TI MISMO. El amor no hace mal al prójimo; así que el CUMPLIMIENTO de la ley es el AMOR." -Romanos 13:9-10.

La Palabra de Dios es su Ley.

Su Ley es eterna.

Aun las leyes naturales, son leyes de Dios.

Por tanto, Dios no quebranta su propia Ley.

Antes de nacer su Hijo, Dios tenía pensamientos, inteligencia, sus leyes.

Si Él no quebrantaba su Ley, entonces, obviamente que estaba ejerciendo AMOR, pues, el CUMPLIMIENTO de la Ley es el AMOR.

Cuando Dios creó a Adán, él no fue creado imperfectamente, pues todo era bueno en gran manera (Génesis 1:31).

"Y vio Dios todo lo que había hecho, y he aquí que era bueno en gran manera. Y fue la tarde y la mañana el día sexto." (Génesis 1:31.)

Por tanto, aunque esa expresión aparece al final de la creación de la pareja, debemos recordar que la creación de ellos no fue un acto simultáneo de los dos al mismo tiempo.

Dios creó primero a Adán.

Y en esa etapa, Adán ya era BUENO (perfecto).

Luego, también en la creación de Eva (la mujer), ella fue creada BUENA (perfecta) también.

De lo contrario, habría que admitir que Dios no hizo perfecto a Adán, y que se equivocó.

Pero, Dios no hace nada de manera imperfecto.

"TODO lo hizo hermoso en su tiempo; y ha puesto eternidad en el corazón de ellos, sin que alcance el hombre a entender la obra que ha hecho Dios desde el principio hasta el fin." (Eclesiastés 3:11.)

"He aquí, solamente esto he hallado: que Dios hizo al hombre recto, pero ellos buscaron muchas perversiones." (Eclesiastés 7:29.)

Por tanto, Adán también se AMABA a mismo, ANTES de existir Eva.

Y, cuando Eva salió o, procedió (1 Corintios 11:8, 11),de él, entonces ahora él la amó a ella como a mismo.

Y Adán amó tanto a Eva que hasta puso en riesgo su propia vida, pues él pecó por seguir detrás de ella.

De manera que vemos una semejanza entre Dios Padre EXISTIENDO solo, pero amándose a mismo; luego, al nacerle su Hijo, lo amó como a mismo.

Igualmente, Adán, ESTANDO solo, sin compañía, se amaba a mismo; luego, al salir Eva de Adán, él la amó a ella como a mismo (Génesis 2:23).

"Entonces Adán exclamó: ¡Esto es ahora hueso de mis huesos y carne de mi carne!

Será llamada 'mujer', porque del varón fue tomada." -Génesis 2:23; NRV.

Imitemos a Dios (Efesios 5:1.)

"Sed, pues, IMITADORES de Dios como hijos amados." -Efesios 5:1.

Valorémonos NOSOTROS mismos, y luego podremos AMAR también a NUESTRO prójimo.

Dios es el modelo a seguir; Él Se amó a Sí mismo, y posteriormente amó a su Hijo.

Y ahí está basada la comunión o compañerismo que debemos emular los creyentes,

"Lo que hemos visto y oído, eso os anunciamos, para que también VOSOTROS tengáis comunión CON nosotros; y NUESTRA comunión verdaderamente ES con el Padre, y con su Hijo Jesucristo." (1 Juan 1:3.)

¡Bendiciones!


:: Descargar el tema en PDF ::